Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 27 de Mayo de 2020

Otras localidades

Un mal día lo tiene cualquiera

El día que Alemania aplacó una revolución obrera (sin saber lo que venía detrás)

Que los pobres siempre tienen las de perder es una lección que la historia del mundo nos repite desde que tenemos capacidad para dejar nuestras vivencias por escrito

Hace hoy justo 100 años, los que lo comprobaron en directo fueron los obreros alemanes de la cuenca del Ruhr. El 13 de marzo de 1920 hubo un intento de levantamiento de la ultraderecha alemana, y los obreros se organizaron para hacerle frente. Inicialmente, lo consiguieron, pese a estar enfrentándose a unidades del ejército y a paramilitares.


Por suerte para los obreros, muchos de entre ellos habían luchado en la Primera Guerra Mundial y estaban más que curtidos para el combate. Además, 30.000 mineros se sumaron al levantamiento y los obreros se hicieron con el control de varias ciudades, como Dusseldorf y Essen. Lo cierto es que lograron su objetivo: el golpe de estado de la ultraderecha alemana fracasó gracias a su reacción.


Pero cuando la burguesía empezó a sospechar que los obreros igual querían llegar algo más allá en sus reclamaciones, exigió al gobierno que mandara más tropas para aplastarlos. Y el 2 de abril de 1920 pasó justo esto: entre los militares y los paramilitares de ultraderecha acabaron con la sublevación e hicieron que seguidamente empezara la represión. Más de mil obreros murieron y Alemania perdió la ocasión, una vez más, de virar hacia la izquierda.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?