Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 01 de Junio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

"Cuando volvamos a conectar trabajo, escuelas y ocio, la segunda oleada del coronavirus será inevitable"

Así lo cree Esteban Moro, científico de datos, profesor invitado en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) y profesor titular en la Universidad Carlos III

Una familia durante el confinamiento en una terraza de Ronda

Una familia durante el confinamiento en una terraza de Ronda / JON NAZCA (REUTERS)

"Quedarse en casa tiene un coste económico y social enorme. Tenemos que pensar en cómo vamos a reconectar nuestra sociedad, cómo vamos a volver a la calle". Así lo cree Esteban Moro, científico de datos, profesor invitado en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) y profesor titular en la Universidad Carlos III.

Es uno de los investigadores que ha participado en un estudio internacional en el que se ha simulado la evolución de la pandemia en una población real, en el área de Boston. Los resultados son concluyentes "un cierre total no es efectivo para contener una segunda ola de infecciones".

La importancia de monitorizar los movimientos

Más de 40 millones de teléfonos móviles en toda España van a ser rastreados para conocer los movimientos de la población y tomar decisiones frente al coronavirus. Esteban Moro subraya que esta estrategia permite conseguir dos tipos de información. Por un lado, cómo funcionan las políticas de confinamiento, quién las sigue y quién no.

Por ejemplo, podemos saber el número de viajes que se siguen haciendo entre provincias. La segunda información es epidemiológica, porque los flujos de personas que todavía existen permiten saber cómo se puede propagar la epidemia. "Si no tenemos datos, lo que vamos a hacer es seguir a la epidemia. Necesitamos datos para estar por delante de la epidemia", resume Moro.

Pongamos un ejemplo práctico. Supongamos que pudiéramos saber si en un barrio de Madrid hay muchas personas infectadas y se mantiene un flujo de personas de ese barrio a otro. Ese movimiento es residual hoy, pero permite ver la probabilidad de propagar el coronavirus. Ahí está la clave de todo: "los flujos de gente transmiten la epidemia. Por eso es importante saber desde dónde y hacia dónde se mueve la gente", concluye Moro.

La segunda ola de infecciones es inevitable

"Si adoptamos estas medidas de distancia social, la propagación la vamos a parar, pero siempre existirá una propagación residual y en el momento en el que volvamos a conectar trabajo, escuelas y lugares de ocio esa segunda oleada es inevitable", advierte Moro. Además insiste en que la monitorización no pone en riesgo la privacidad porque ayudará a poner todas las cortapisas posibles para evitar que se vuelva a propagar el virus

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?