Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

Davide Grassi relata el infierno que vivió en el nacimiento de su hija: "Fue el peor momento de mi vida"

Davide Grassi, ojeador del RDC Mallorca en Italia, ha recordado en El Larguero cómo vivieron él y su mujer el nacimiento de su hija en un hospital repleto de enfermos con COVID-19.

Con los hospitales colapsados por el coronavirus, las habitaciones y las camas apenas ofrecen espacio para otras patologías. La prioridad son los pacientes con COVID-19. Y eso también afecta a las embarazadas a escasos minutos de dar a luz. El ojeador del RCD Mallorca en Italia, Davide Grassi, ha vivido recientemente esta situación junto a su mujer. El nacimiento de su hija Clotilde se produjo en Parma, una de las regiones más afectadas por el virus donde las mujeres embarazadas "tienen que esperar en el parking del hospital para ser atendidas". Así lo ha contado en El Larguero:

"Entramos al hospital el día 20 de marzo y estaba lleno. No había plazas. Tuvimos suerte porque salió alguien y pudimos entrar, pero con mucha prisa. Ha si el peor momento de mi vida. Vi a mi mujer muy mal con toda la prisa del mundo. Con los doctores empujando", relató Grassi. 

El ojeador del Mallorca en Italia ha señalado que, debido a una gran cantidad de medicamentos ingeridos, su mujer "se paró" y no pudo proseguir con el parto natural. En cambio, le practicaron una cesárea que no cumplió con el tiempo de recuperación normalmente establecido. "Después del corte tienes que estar 4 o 5 días, y a los dos días nos echaron. Mi mujer no podía ni caminar", agregó Grassi.

"Nosotros tuvimos suerte. Yo al día siguiente salí y vi a cinco mujeres con contracciones muy fuertes esperando en el parking. Entiendo lo del coronavirus, pero no tengo ni una palabra para describir lo que vi. Tenía que ser el mejor día de mi vida para mí y mi mujer. Ahora sí que hay ilusión con la pequeña, pero el momento del hospital ha sido el más feo", apuntó. 

Sobre la búsqueda activa de la UEFA o La Liga para encontrar una fecha que reanude la competición, Grassi ha esbozado que "antes de todo está la vida y la salud". Y que "si no se para y se empieza a jugar otra vez, esto va a ser más gordo todavía". "Me parece una locura", aseveró. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?