Miércoles, 08 de Julio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

La asistencia a comedores sociales se dispara por la crisis sanitaria

El Banco de Alimentos de Madrid cifra en un 20% el aumento del número de personas que acuden a las entidades sociales

Dos personas comparten una comida.

Dos personas comparten una comida. / Europa Press

Los comedores sociales están al límite. Las consecuencias económicas de la crisis sanitaria han obligado a muchas familias a acudir a las entidades sociales, que a su vez sufren la falta de abastecimiento de algunos productos y la pérdida de voluntarios, muchos de ellos población de riesgo. El Banco de Alimentos de Madrid cifra en un 20% el aumento de personas que acuden a estos centros para adquirir comida: de 150.000 personas a 180.000, desde que comenzó la pandemia.

En el comedor de las Siervas de Jesús de Vallecas, en Madrid, las cuatro monjas voluntarias no dan abasto. Una de ellas, la hermana Miriam, afirma que preparan 350 bocadillos diarios ante la imposibilidad de abrir el comedor por el estado de alarma, y también por la falta de manos. "No podemos entregar comida caliente porque nos faltan voluntarios. La mayoría son personas mayores, con riesgo de contagio, y tenemos que apañarnos las que somos", explica. A pesar de que notan el aumento de personas que acuden al comedor, haciendo cola en el exterior y "respetando la distancia", no desisten en su empeño de seguir alimentando a los más necesitados.

Al aumento de personas que acuden al comedor se suma la escasez de algunos productos. Unos productos que el Banco de Alimentos proporcionaba con normalidad antes de la crisis. "Sobre todo escasean frutas y hortalizas", afirma la hermana Miriam. Sin embargo, asegura que gracias a la colaboración de otras ONG's y donaciones privadas de empresas y particulares pueden salir adelante.

La directora general del Banco de Alimentos de Madrid, Gema Escrivá, asegura que el número de centros que han pedido ayuda "se ha disparado", y que los que ya estaban adscritos piden más comida que antes. Un abastecimiento que el Banco no puede garantizar por problemas en la distribución. "De las 500 entidades benéficas que trabajan con nosotros, unas 300 no pueden venir a recoger los alimentos, y esto impide que las personas que están pasando por una situación muy complicada puedan recibirlos", asegura Escrivá, quien añade que la Unidad Militar de Emergencias les está prestando ayuda.

Por el momento, desde el Banco de Alimentos afirman no tener problemas de reservas de comida, aunque siguen invitando a todas las personas que puedan a hacer donativos. "El abastecimiento a medio plazo no está asegurado", explica Escrivá. Por eso, la organización se ha aliado con la ONG World Central Kitchen, liderada por el chef José Andrés, y con el Grupo Arzábal, en Madrid para preparar cientos de comidas diarias. Una iniciativa que también están desarrollando en Barcelona y en Valencia.

 

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?