Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 01 de Junio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

La vuelta a la normalidad con precauciones: desde pasear con los niños a adaptar el confinamiento según zonas

En la programación especial de 'Hora 25' ha pasado por los micrófonos de la Cadena SER el doctor Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria

Un anciano pasea por las calles de Reino Unido.

Un anciano pasea por las calles de Reino Unido. / Getty Images

Después de tres semanas de confinamiento y con leves síntomas de que la situación del coronavirus mejora, muchos españoles se preguntan cómo va a ser esa vuelta a la normalidad. Cómo vamos a recuperar el día a día que parecía, antes de lo que es ya la "gran crisis de nuestras vidas", una infatigable línea recta llena de certezas. ¿Es el momento de plantearse una relajación de las medidas? ¿Cómo va a ser el plan de desescalada que propone el Gobierno? Ildefonso Hernández es portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria y ha pasado por los micrófonos de la Cadena SER. 

El doctor ha sugerido que, tras los primeros 14 días, se puede plantear algunas medidas de relajación como las que se están desarrollando en Italia. Pero todo mientras se vayan planificando otras medidas. También ha sugerido que se podría desarrollar una desescalada diferente según qué comunidades autónomas, es decir, aquellas que están menos afectadas podrían prolongar menos su confinamiento.

¿Se pueden plantear pronto las medidas para relajar el confinamiento como ha apuntado el Gobierno o todavía es un tanto prematuro?

"Hay dos cosas que plantear, uno cuándo se empiece a abrir negocios y volver a la normalidad y otra cosa es que antes se vayan tomando otras medidas. Lo digo porque es necesario que hayan pasado 14 días más o menos para una bajada sostenida de casos para empezar a hacer una apertura amplia. Ahora bien, nada impide que algunas medidas de relajación del confinamiento, por ejemplo con los niños, con la gente que salga sola se pudiesen hacer antes.

¿Estamos hablando de estos paseos al estilo de Italia, el padre o la madre paseando con el niño alrededor de la casa un tiempo corto antes de volver al confinamiento?

Efectivamente, esto yo creo que es una cosa que se podría hacer perfectamente. Eso mientras tanto siguen planificándose las otras medidas. Se tienen muy engrasados los sistemas de vigilancia y previsión que van a estar muy coordinados y van a trabajar muy bien en esta fase siguiente. Y eso da tiempo a que la gente vaya teniendo un poco de aliento. 

¿Esas medidas deberían ser iguales para todas las comunidades o debería ser diferente en aquellas que están en otra fase de la curva? ¿Se debería separar por territorios?

Yo creo que debe tenerse en cuenta la singularidad de los territorios, España es muy extensa y tiene una situación epidémica bastante heterogénea como para permitir que haya, coordinado desde el Gobierno unas medidas escalonadas distintas. Tenemos territorios insulares que tienen una situación de baja frecuencia que pueden tomar otras medidas y esto le pasa a otras comunidades como Andalucía y hay alguna más.

¿Podríamos encontrarnos la situación de que alguien hiciera deporte o paseara por la playa, por ejemplo en Canarias antes que la Comunidad de Madrid?

Podría ser, no sé lo que va a ocurrir pero desde nuestra posición creemos que no pasa nada por adaptar las medidas a las situaciones locales siempre si eso permite ver lo que va ocurriendo en zonas de menos población antes de abrirlo en zonas más densamente pobladas donde puede ser más fácil que haya un rebote. No pasa nada por ir monitorizando y haciendo esos ensayos en sitios donde es menos fácil que no haya rebrote.

Le quiero preguntar por la medida que ha apuntado el Gobierno por ese aislamiento de quienes no presentan síntomas en determinadas instalaciones, ¿es factible considerando que quizás no hay test suficientes para todos los que puedan mantener esos estados que son muy leves de la enfermedad?

En todos los plantes de vuelta a la normalidad se contemplan estas soluciones. En aquellos casos en los que voluntariamente por situaciones diversas que quiere decir cercanía de riesgo, personas que puedan contagiar, puedan vivir en sitios distintos. Eso es importante al igual que es importante plantearse el uso de mascarillas personalizadas aunque la mayoría no tengan la infección para evitar que los asintomáticos se lo transmitan al resto de la población. Estas medidas pueden ser acompañantes y pueden ser una buena solución en personas que están en una situación vital, siete u ocho personas dentro de casa poco espacio y además tiene dos o tres personas de riesgo. Sería una solución idónea en estos casos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?