Sábado, 08 de Agosto de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Cómo la peste del S.XVII nos trajo la brecha entre el norte y el sur de Europa

El doctor en Historia Económica Miguel Laborda explica qué dice la historia del impacto de las pandemias

Dos personas protegidas con mascarillas y guantes graban con sus móviles  durante el estado de alarma.

Dos personas protegidas con mascarillas y guantes graban con sus móviles durante el estado de alarma. / María José López (Europa Press)

El coronavirus no es la primera pandemia que afronta Europa. Y no será la última. La plaga de Justiniano jugó un papel relevante en la caída del Imperio Romano y los sucesivos brotes de peste en los siglos XIV y XVII alteraron por completo las economías de los países más castigados. En 'Hora 25', el doctor en Historia Económica Miguel Laborda explica qué nos dice la historia sobre el impacto económico de las pandemias. Escucha la entrevista completa:

Los efectos de la peste negra: la brecha entre Norte y Sur de Europa

Este consultor y analista de Llorente y Cuenca recuerda, por ejemplo, el impacto de los brotes de peste negra en Milán y Nápoles en el siglo XVII. Las tasas de mortalidad fueron muy elevadas y llegaron a afectar a la mitad de la población. Al haber menos trabajadores y al subir los salarios la incipiente industria textil fue menos competitiva, respecto a la holandesa y británica. "A largo plazo, ese tipo de episodios de peste provocaron lo que ha sido un hecho histórico y económico muy relevante: la divergencia entre el Sur y el Norte de Europa. Fue en ese momento cuando se abre esa divergencia y se convierte casi en permanente", explica Laborda.

En cambio, tres siglos antes, la peste negra mejoró la situación del continente. "La peste negra de 1346 en Italia procedente del Mar Negro y Asia fue gravísima. Se llevó por delante entre el 30% y el 60% de la población europea en todo el continente", explica Laborda. En el corto plazo, se perdió la fuerza de trabajo en economías campesinas pero esa escasez de trabajadores dio pie a una subida de los salarios. "Cambió por completo el panorama del continente. Despegó la economía urbana y es entonces cuando incluso mejora la posición de la mujer. Es de los pocos episodios que en el medio y largo plazo tuvo buenas consecuencias para el continente europeo", afirma el historiador.

¿Qué impacto económico tendrá la pandemia del COVID-19?

Hay que distinguir la catástrofe sanitaria y humana del impacto económico en el medio y largo plazo. "Tenemos motivos para tener una mirada preocupada, pero en absoluto alarmada. Los efectos tan negativos que hemos visto en esas pandemias es dificil que podamos trasladarlo a la situación actual", advierte Laborda.

El impacto demográfico no será de magnitud comparable a lo que hemos visto en el pasado, pero sí acelerará la tendencia en la que ya estamos: el progresivo desplazamiento del peso económico mundial hacia Asia. Por tanto, esta crisis no alumbrará una 'nueva era', según este historiador.

Como mucho, servirá de una especie de catalizador que acelerará un camino que ya hemos emprendido, en la que los países asiáticos han ganado en dos aspectos: un mayor peso demográfico, por tanto más trabajadores para generar riqueza y más fuerza tecnológica.

Información acerca del coronavirus

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?