Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

La Semana Santa que no viviremos

Ni procesiones, ni misas, ni nada que suponga grandes congregaciones. El confinamiento casi generalizado deja una Semana Santa inusual en todo el mundo

La salida de la Esperanza Macarena, en el barrio de Triana de Sevilla, abre a las 00:00 del Viernes Santo la jornada más intensa de actividades de la Semana Santa en España. Sin embargo, las puertas de la basílica no se han abierto esta madrugada. Tampoco han salido el Jesús del Gran Poder o el Cristo de los Gitanos. El coronavirus se ha llevado por delante algo que hasta ahora solo había conseguido suspender la lluvia.

La imagen de Sevilla es la tónica generalizada en buena parte del mundo católico, que ve cómo la COVID-19 ha echado por tierra las tradiciones de estos días. En Madrid, donde tampoco hay procesiones programadas, la Archidiócesis retransmite a través de YouTube los actos litúrgicos. Internet será también el aliado de las cofradías de Málaga, que este viernes no verá desfilar a los legionarios trasladando al Cristo de la Buena Muerte.

El coronavirus ha conseguido silenciar los cientos de tambores en la Rompida de la Hora de Calanda, en Teruel, que abarrota cada Viernes Santo la Plaza del Pilar de la localidad. También se ha quedado en silencio Hellín, en Albacete, donde esta madrugada se tenía que haber celebrado la tradicional Tamborada. Y la plaza de Amboaxe de Ferrol no va a ver la procesión del Santo Encuentro, uno de los símbolos de la Semana Santa gallega.

Estos son solo algunos ejemplos en nuestro país, que se repiten también fuera de nuestras fronteras. El más llamativo está en Roma, donde el Vía Crucis en el Coliseo se traslada este año a la Plaza de San Pedro, donde el Papa oficiará la ceremonia en solitario. El Monte de los Olivos de Jerusalén no se va a llenar de peregrinos y en Filipinas, el país asiático con más católicos, se han suspendido sus procesiones.

México y Brasil, los países con más católicos del mundo, se quedan también sin actos multitudinarios. Solo algunas ciudadaes, como la mexicana Itzapalapa, mantiene su Vía Crucis pero sin público, se retransmitirá por televisión.

En Colombia se han cancelado todos los actos previstos. También en Ecuador, en la capital, en Quito, y en Guayaquil, la ciudad más golpeada por el coronavirus, donde la tradición está muy arraigada. Habitualmente hasta medio millón de personas se reúnen en la procesión del Cristo del Gran Poder, que, como en todo el mundo, tendrá que esperar hasta el año que viene para volver a su paseo triunfal.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?