Jueves, 29 de Octubre de 2020

Otras localidades

Un mal día lo tiene cualquiera

La tragedia que cambió el fútbol para siempre

Estos días de confinamiento están resultando particularmente duros para los aficionados al fútbol, que tienen que sumar a las demás penurias la imposibilidad de ver por la tele o en el campo su deporte favorito

Pero justamente la situación actual habría evitado uno de los días más horribles que ha vivido el fútbol, el 15 de abril de 1989. Porque ese día tuvo lugar la tragedia de Hillsborough. Ese es el nombre del estadio en el que tenía que jugarse el partido de semifinales de la copa inglesa entre el Liverpool y el Nottingham Forest. Al ser un desplazamiento, fueron muchos más aficionados de los que podía acoger el estadio, y los del Liverpool continuaban entrando a las gradas que tenían asignadas pese a estar estas llenas.


El partido empezó y seguían entrando seguidores. Pero a los cinco minutos, un policía corrió hacia el campo para para el partido, viendo que había gente siendo aplastada contra la valla que separaba los aficionados del terreno de juego.

Pese a los esfuerzos por sacar a los aficionados que estaban siendo prensados unos contra otros, 96 murieron, mientras que cientos resultaron heridos.


Además, muchos periódicos culparon a los propios aficionados de las muertes. Sólo al cabo de muchos años quedó claro que la culpa era de las fuerzas policiales, que no habían controlado suficientemente las entradas. Eso sí, algo bueno salió de la desgracia: se cambiaron las medidas de seguridad en todos los campos ingleses.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?