Jueves, 24 de Septiembre de 2020

Otras localidades

"Muchas acciones no han estado a la altura de la magnitud de la epidemia"

El epidemiólogo Daniel López-Acuña, ex director de Acción Sanitaria en Situaciones de Crisis de la OMS, analiza los fallos en la respuesta global al coronavirus

“El mundo entero, científicos, organismos internacionales, gobiernos, academia, asociaciones, profesionales, infravaloraron al comienzo el potencial de transmisión que tenía este virus y la enorme capacidad que tenía de transmitir silenciosamente la enfermedad”, afirma Daniel López-Acuña, epidemiólogo y ex director de Acción Sanitaria en Situaciones de Crisis de la Organización Mundial de la Salud, sobre la respuesta global que se dio cuando surgió el coronavirus.

Como consecuencia, dice este especialista que ha trabajado 30 años en la OMS, “muchas de las acciones y los lineamientos no han estado a la altura de la magnitud de la epidemia”, aunque el experto es consciente de que es más fácil verlo todo a toro pasado. “Cuando surge un virus nuevo y no se tiene su genoma bien identificado ni se conoce del todo su historia natural es muy difícil establecer todas las acciones que tienen que hacerse”, explica.

La limitación de la OMS

Para López-Acuña, la OMS no tardó de manera excesiva en llevar a cabo su respuesta al Covid-19. La OMS, explica, no es un ente independiente, es intergubernamental, y tiene un reglamento de actuación modificado justamente después de la epidemia del SARS. “Lo que se ha hecho es seguir las pautas del reglamento sanitario internacional, pero hay una limitación que muchos hemos señalado desde hace tiempo: es un instrumento que no tiene elementos de coercitividad, no le da ningún poder supranacional en situaciones de pandemia y esto es porque los países no quisieron ceder ese grado de soberanía a un organismo intergubernamental”.

Esta pandemia ha abierto un melón sobre la gobernanza y la seguridad sanitaria internacional. “Necesitamos un nuevo modelo de gobernanza global de la salud para fenómenos que son verdaderamente globales y en los que hay una posible amenaza a la seguridad sanitaria mundial”, dice.

La mortalidad en España

El epidemiólogo responde al debate sobre por qué España presenta una tasa de mortalidad por coronavirus tan alta. López-Acuña sostiene que no es factible comparar “mortalidad cruda” (muertes por millón de habitantes) de un país a otro si se tiene en cuenta la estructura demográfica de la población de esos países. “Si esta es una enfermedad que afecta y mata en gran medida a personas en edad avanzada aquellos países que tengan una estructura demográfica con una población más envejecida van a tener una mortalidad mayor y la única manera de comparar las cifras para no tener distorsiones es haciendo un ajuste por edad. Falta calcular esas tasas ajustadas por edad”, asegura.

“No es lo mismo calcular la mortalidad en un país que está totalmente afectado por el Covid, como es España, que tener una mortalidad calculada en un país en el que sólo hay una zona afectada, como es Italia”. Por eso, dice, sería más útil comparar Lombardía con Madrid; regiones concretas afectadas. Cuando se realizan estas comparaciones “no tenemos por qué situarnos dramáticamente por encima de otros países”.

Sobre el futuro próximo que nos deparará el coronavirus, López-Acuña se muestra optimista. “Hay luz al final del túnel: yo considero que en la mayor parte de las comunidades autónomas vamos a llegar a un punto bajo de la curva, prácticamente de cero, en un plazo de dos a cinco semanas. No lo podemos saber, pero ya tenemos situaciones bastante alentadoras en ocho o 10 comunidades autónomas”, concluye.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?