Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

Federico Mompou: El compositor que creó la sintonía de la SER

Revisamos su obra en el 127 aniversario de su nacimiento con ayuda del director de orquesta Antoni Ros Marbá

Tal día como hoy, hace 127 años, nació uno de los mejores compositores españoles de los últimos tiempos. Un compositor que, además, tiene un significado especial para la Cadena SER. Federico Mompou nació en Barcelona el 16 de abril de 1893.

En 1951 compuso el primero de los cuadernos de ‘Música callada’, del que forma parte la ‘Sinfonía Azul’. Y sí, seguro que la conocen, seguro que la han escuchado más de lo que creen, y es que esta ‘Sinfonía Azul’ pasó a convertirse en la sintonía de la Cadena SER. Mompou compuso la que sería la tarjeta de presentación y la marca de esta casa.

La ‘Sinfonía Azul’ se sigue interpretando en su versión de orquesta en las grandes ocasiones, como pueden ser los Premios Ondas.

Juan Ángel Vela del Campo lo presenta como “un compositor verdaderamente extraordinario” y lo relaciona directamente con el piano, al que consiguió sacarle un sonido muy característico. Un sonido muy espiritual que Vela del Campo relaciona con los sonidos de la infancia del propio Mompou, que creció en el seno de una familia que hacía campanas en Barcelona.

Para hablarnos de Mompou hemos contado con el compositor y director de orquesta Antoni Ros Marbá, que fue su amigo y transcriptor de algunas de sus obras. Acaba de cumplir 83 años, pero recuerda que cuando conoció a Mompou debía tener 18 o 19. A partir de ese momento, se forjó “una relación estupenda, muy entrañable”.

Reflexiona sobre ‘Música callada’ y su significada, aunque confiesa no saber muy bien qué significa ese concepto bajo el que Mompou agrupo varias de sus obras más importantes. “Él era un hombre callado”– recuerda – “Parecía que estaba distraído, pero no era así”. La ‘Música callada’ no es más que un reflejo de él mismo, de su propia personalidad.

También ha recordado que Mompou era un hombre muy crítico consigo mismo, que componía despacio porque “necesitaba tiempo”. La música la escribía improvisando al teclado y no se le daba bien instrumentar porque, según Ros Marbá: “conocía relativamente poco la orquesta”.

Eso sí, nos dice, “lo que escribió es de primerísima calidad”. Resalta sobre todo el gran catalogo que dejó de obras para piano, “pero no un piano de grandes virtuosismos, sino muy elocuente e intimista nada fácil de tocar”.

También tiene grandes obras para voz. Alguna que otra vez probó a instrumentar su propia música, pero sin mucho éxito, por lo que se apoyó en amigos como el propio Ros Marbá, que admite que “instrumentar a Mompou es dificilísimo”. Son muchos los que han intentado hacerlo y han fallado en el intento, pero el director de orquesta nos ha confesado que el truco está en el muy buen uso que hacía el compositor del pedal de resonancia. La clave está en intentar que esa resonancia esté siempre presente en la instrumentación.

Las raíces de la composición de Mompou están en el impresionismo francés. “El silencio es la eternidad sonora”, decía. Y es que el compositor estuvo muchos años viviendo en París, donde conoció muy bien a músicos como Ravel o Prokofiev.

“Yo no compongo. Descompongo”, llegó a decir. Su música es una música para la reflexión, la tranquilidad y la paz. Según Vela del Campo: “una música perfecta para el confinamiento”.

Mompou también está fuertemente vinculado a la música popular catalana y en su obra, a pesar de ser casi toda para piano, encontramos otras joyas como la ‘Suite Compostelana’, para guitarra y dedicada a su amigo Andrés Segovia, que fue uno de los mejores guitarristas de nuestro país.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?