Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

Rebordinos: "La opción de cancelar existe, pero intentaremos hacer el Festival de San Sebastián"

El director del Festival de San Sebastián trabaja con la idea de que esta edición del certamen tendrá unas características diferentes por la crisis del coronavirus

Imagen de archivo de José Luis Rebordinos, director del Festival de Cine de San Sebastián

Imagen de archivo de José Luis Rebordinos, director del Festival de Cine de San Sebastián / EFE

Los Festivales de Cine son otro de los eventos que piensan en estos momentos en su futuro. Algunos de ellos han cancelado, como el de Cannes, que espera poder encajar otra fecha y celebrarse más adelante. Otros se han convertido en certámenes online, sobre todo los que no tienen películas inéditas y son de un tamaño menor. Por último, están lo que todavía tienen unos meses por delante, para esperar a que la pandemia se acabe, pero ya se plantean cómo funcionarán en un futuro.

El Festival de San Sebastián es uno de ellos. Se celebra el 18 de septiembre, por lo que todavía hay tiempo para que las cosas mejores; sin embargo, sus responsables saben que no será un certamen como el de las ediciones anteriores: menos gente acreditada, salas con un aforo a la mitad y, probablemente, las estrellas internacionales no puedan acudir. Hablamos con José Luis Rebordinos, el director de festival sobre cómo preparan esta nueva edición trabajando en pleno confinamiento.

Lo primero, ¿Cómo está?

Preocupado, como todos. El equipo bien, no hay sustos. Estamos todos trabajando desde el inicio de la cuarentena, pero preocupados por cómo está todo, por la gente que muere y la gente que muere sola. Me parece muy triste. La mayor parte de la población ahora mismo sentimos cosas parecidas desgraciadamente.

¿Cómo va a salir el sector de toda esta paralización? ¿Qué va a pasar los festivales

Es complicado. Va a salir mal, no hay que ser muy pesimista para afirmar esto. Esa especie de teoría de que de las grandes crisis siempre salen muchas cosas buenas, pues es probable, pero muchas malas, lo mismo en la anterior crisis. Yo creo que el sector va a sufrir mucho, va a necesitar muchas ayudas. Pero eso le va a pasar a todos los sectores. En la industria del cine va a ser muy complicado. Muchos rodajes que no puedan recuperarse. Luego veremos cuántas salas de cine van a abrir el día que se empiece a abrir todo, cuántas van a estar cerradas… Todo esto es un problema sobre cómo vamos a recuperar la normalidad. Desde nuestro punto de vista como festival también es complicado.

Hay muchas preguntas porque un festival de cine es importante no solo desde el punto de vista cultural, también el industrial. No deja de ser un sitio para presentar cine y en concreto el cine español.

¿Cómo se va a recuperar un calendario normal? Pues es difícil de saber. Estos días asistimos a cómo va a ser Cannes, qué diferencias va a tener, si va a celebrarse o no. Si está así el festival más importante del mundo, pues imagínate los que somos más modestos, lo tenemos un poquito más complicado.

Todos estamos mirando a Cannes, que se ha aplazado hasta en dos ocasiones de su fecha original. ¿Tenéis contacto con el resto? ¿Hay alguna posibilidad de hacer iniciativas conjuntas? ¿Cómo afecta que uno suspenda para el resto de festivales?

Me he cruzado algún email con Barberá, el director de Venecia y con Frémaux, el director de Cannes, y con otros directores de festivales, con los que hay una relación buena. Cada uno está intentando ver cómo puede salvar su festival. Cada caso es diferente.

Nosotros vamos en septiembre… somos optimistas en pensar que en septiembre podemos hacer algo que se parezca a un festival, somos optimistas en pensar que será el festival de todos los años. Habrá restricciones de aforo, la gente que pueda viajar a lo mejor no lo hace por miedo…

Yo creo que va a costar muchos meses recuperar la normalidad total. Trabajamos con la posibilidad de que pueda haber un festival, con sus restricciones, pero que lo haya. Yo creo que es clave ver lo que pase con Cannes, porque es el más importante del mundo y porque el hecho de que no exista es un gran drama para el cine, para la industria mundial, para la industria francesa. Son muchos millones los que se mueven Y luego todo eso hay que recuperarlo y darle la vuelta y no va a ser fácil. Lo que pase con Cannes hará que haya unas películas disponibles y otras no, otras que no van a llegar con los rodajes parados. Al final esto es una especie de caos que tenemos que ir semana a semana y estar preparados para hacerlo lo mejor posible.

¿Trabajáis con la posibilidad de cancelar?

A día de hoy no, pero lo primero de todo lógicamente es la salud. La vida de una persona vale más que todos los festivales. Si las autoridades aconsejan, llegado el momento, que no se celebre, no lo haremos. Eso es así. Da la impresión, por el contacto que tenemos con las autoridades sanitarias, es que en septiembre se podrían hacer actos con personas. Pero bueno, iremos viendo. Quiero pensar que en septiembre podremos hacer el festival. Insisto en que es muy relativo, si hay un rebote se irá todo al carajo. La opción de cancelar, claro que existe. Remaremos todos en la misma dirección, yo tengo claro en que si tengo quejas las haré después. Ahora toca apoyar a quien toma las decisiones. Bastante jodido tiene que ser ya estar ahí, así que ahora hay que remar juntos. Luego ya analizaremos qué se hizo mal, qué pasó con la sanidad, en qué gastan el dinero los estados, pero eso será luego

Cannes y Venecia ya han rechazado que se vaya a hacer la edición de manera online, ¿San Sebastián qué postura tiene ante esto?

Nosotros vamos tomando decisiones semanalmente. Nos juntamos de manera virtual y hablamos. A día de hoy, no voy a decir de esta agua no beberé, pero no soy partidario de que las secciones oficiales se hagan online. Esas películas tienen que verse de manera presencial en salas de cine. Otra cosa es que algunas secciones del festival puedan tener una derivación online si hay realmente problemas para ofrecer todas las películas en salas. Pero las grandes películas de las grandes secciones yo no sería partidario.

Anunciasteis la apertura de un mercado en el festival con películas de certámenes cancelados estos meses por el coronavirus... ¿Cómo va esa iniciativa?

Con quien nos hemos aliado es con Zúrich, para la posibilidad de hacer un mercado. La idea era recuperar las películas que allí no se van a ver en pantalla y hacer con ello un pequeño mercado. San Sebastián no ha tenido un mercado como tal, hemos crecido en industrial, pero no lo tenemos. Lo hemos anunciado, pero hemos parado un poco porque vamos a ver cómo evoluciona todo. Estamos hablando de hacer un mercado de cine americano y no hay nadie que viaje a venderlas.

¿Cómo es la relación con el nuevo ministro de Cultura?

Las relaciones son muy buenas. He estado solo un rato con él, pero es lo normal. Yo trato con la directora del ICAA, Beatriz Navas, y mantenemos una relación continúa, nos hemos reunido con otros directores de festivales de manera online… Y lo mismo con el resto de administraciones. La relación es muy buena, lo era con Guirao y lo es con el ministro.

Lo digo por todo lo desatado con las declaraciones del ministro en esa primera comparecencia en la que no hubo medidas específicas para el sector y dijo aquella cita de Orson Welles…

No voy a opinar porque no debo, no debo hacer juicios favorables ni contrarios a lo que haga el ministerio.

¿Qué está viendo estos días de confinamiento el director de San Sebastián? ¿Muchas películas por trabajo o se ha pasado a las plataformas?

Estoy viendo algo más de lo que suelo ver las plataformas. Pero sobre todo estoy viendo películas para la selección. No paramos. Estoy disfrutando muchísimo. Yo soy, sobre todo, un espectador de cine. He visto la serie de La línea invisible. La recomiendo fervientemente, aunque me encantará discutirla con Mariano Barroso, con Gaztambide y con Domingo corral cuando les vea. Está muy bien cinematográficamente, pero discutiría algunos temas ideológicos, de cómo se cuenta aquellos años de ETA. Es una serie que funciona muy bien y me parece muy interesante. Sé que hay una discusión sobre si humaniza a un torturado y a un terrorista y bueno, es que creo que son seres humanos. Uno de los problemas con la violencia de ETA y las torturas del Estado es que no los cometen monstruos, sino personas que hacen actos monstruosos.

He visto la serie Kingdom, de zombis coreanos, estoy volviendo a ver Warrior, que me gusta muchísimo, y La Casa de Papel, que me hace mucha ilusión porque muchos capítulos los dirige Koldo Serra, una de las mejores personas de este negocio. Es una serie que me divierte muchísimo y me lo pase muy bien. Y viendo cosas de directores conocidos que no las puedo contar, que esperemos que se estrenen este año y no tengan que esperar. Ojalá Cannes se pueda hacer porque venían películas maravillosas. Ojalá todos podamos funcionar con bastante normalidad.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?