Lunes, 19 de Octubre de 2020

Otras localidades

La vecina que hace la compra a todo su pueblo

Estrella Pérez recorre 40 kilómetros de ida y vuelta todas las semanas para abastecer a los 80 vecinos del pueblo burgalés de Fuentenebro aislados por el confinamiento

Estrella está de baja por una operación de hernia discal desde septiembre. Pero eso no impide que todos los miércoles, desde que se decretó el estado de alarma, le haga la compra a los vecinos de las 43 casas censadas en Fuentenebro, en la provincia de Burgos.

A sus 37 años, Estrella Pérez, viticultora y ganadera, es una de las habitantes más jóvenes de un pequeño municipio en el que la edad media de sus vecinos ronda los 70 años. ‘Cuando esto empezó, en seguida pensé cómo ayudar, así que fui casa por casa preguntando a los vecinos qué necesitaban para la compra. Unos me llaman por teléfono, otros me escriben por whatsapp y en otros casos soy yo la que me paso por su casa y tomo nota de las cosillas que me dicen al otro lado de la puerta’, ha contado en La Ventana.

En Fuentenebro no hay tiendas de comestibles, y el pan llega en una furgoneta que desde hace semanas no reparte. A muchas personas mayores son sus hijos los que les hacen una compra grande y se la suelen llevar los fines de semana, pero ahora, por el confinamiento, ésa ya no es una opción.

El caso es que Estrella no se lo pensó dos veces. El primer día bajó a Aranda en su Clío y aunque logró traer todos los pedidos, se dio cuenta de que su utilitario no era suficiente. ‘La verdad es que la primera semana estuve un poco regular por la espalda, lo bueno es que desde entonces me ayuda una amiga, que es la que carga con la mayor parte del peso’. Esa amiga y vecina se llama Begoña y es la propietaria del restaurante del pueblo ahora cerrado: ‘El Rincón del pasado’.

Desde entonces, los martes anotan los pedidos y los encargan a una carnicería y a un almacén de Aranda de Duero y los miércoles las dos se desplazan allí: Estrella en el todoterreno de su marido y Begoña a bordo de su furgoneta. Cuando llegan lo tienen ya todo preparado en cajas con el nombre de cada vecino, ‘así que es cargar y volver’. De regreso a Fuentenebro, Begoña y ella, protegidas con mascarillas y guantes, reparten las cajas casa por casa dejándolas en la puerta.

A todo esto Estrella le suma la recogida del pan, para lo que queda con un despacho de panadería que reparte para varios municipios y al que ha encargado también ‘colines porque les gusta mucho a los niños del pueblo’.

‘Los vecinos siempre me dicen que no saben cómo agradecermelo, pero yo no lo hago para que me lo agradezcan. Somos un pueblo de la España Vaciada, y el apoyo y el cariño lo tenemos que encontrar dentro de nosotros mismos, la gente del pueblo’. Algunos vecinos quieren darle propina, que Estrella rechaza tajantemente, aunque en alguna ocasión se ha encontrado en la puerta ‘una cervecita y unas olivas’, a modo de aperitivo de agradecimiento.

De media, la compra semanal de Fuentenebro ronda los 700 ú 800 euros. ‘Los vecinos son muy prudentes y sólo encargan cosas de primera necesidad, nada de caprichos, pero yo les digo que si quieren alguna cervecita o un vino, que me lo pidan’. Al margen de comida también ha recogido algún otro encargo como pilas para el audífono de algún vecino que lo necesitaba.

Estrella vive del campo. Tiene una pequeña explotación de terneras y unos terrenos de vid. ‘No sé qué nos deparará el futuro. Lo que sé es que los precios se han encarecido pero la situación de los agricultores sigue igual. Sólo espero que cuando pase todo esto se valore más el trabajo de los productores locales, que seguimos ahí abandonados’.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?