Miércoles, 20 de Enero de 2021

Otras localidades

EXPLOSIÓN EN MADRID EXPLOSIÓN EN MADRID Fuerte explosión en un edificio junto a una residencia de ancianos y un colegio en el centro de Madrid
La palabra de la 'Unidad de Vigilancia'

El castellano, un idioma 'de libro'

Con motivo del Día del Libro repasamos algunos títulos de libros, personajes y autores que nos han dejado muchas palabras en nuestro vocabulario

Así ha sido desde el principio de los tiempos. La Biblia, el libro más publicado y leído de la historia, nos ha dejado a Adán como símbolo de un hombre desaliñado, a Job como ejemplo de persona paciente, a Benjamín para llamar a los más pequeños de cada familia y a Judas para referirnos a quien nos traiciona. También el rey Salomón y sus sentencias salomónicas han quedado como paradigma de la justicia. De Caín vienen los cainitas, a los que ahora llamamos odiadores o 'haters'. Y el personaje principal, Cristo, con su peripecia vital nos ha inspirado expresiones como“estás hecho un Cristo”, para referirnos al aspecto desastroso de alguien, o “vaya Cristo”, como sinónimo de lío y alboroto.

La filosofía nos ha dado tanto que pensar que nos referimos a “un Séneca” para hablar de una persona de mucha sabiduría. En la vida también nos cruzamos con personas epicúreas, que buscan los placeres de la vida, personas fuertes o estoicas y personas cínicas. Ahora, no sabríamos definir el amor platónico sin la filosofía de Platón, ni a las personas muy elocuentes de no haber existido Cicerón.

También los nombres de algunos escritores del pasado los usamos para referirnos a situaciones presentes. Decimos que una situación es kafkiana cuando es absurda o angustiosa, o dantesca, si nos causa espanto. A las personas astutas y engañosas las llamamos maquiavélicas, y a las que disfrutan de la crueldad o la practican, las llamamos sádicas, por el Marqués de Sade.

Pero no solo los autores, también sus personajes perviven en nuestro entorno. Una celestina es alguien que continuamente busca emparejar a los solteros, el lazarillo es el perro que guía a los ciegos, un donjuán es el típico seductor de mujeres y utilizamos “quijote” para referirnos a las personas idealistas. Y quién no conoce a algún astuto y espabilado pícaro, a un tartufo hipócrita, o a algún superman que cree tener capacidades sobrehumanas.

En fin, volviendo al principio, podríamos hacer una Biblia con todas las referencias que los libros han dejado en nuestra lengua actual. Una Biblia como la que, por cierto, utilizan los guionistas de series de televisión para registrar todos los detalles de la trama y sus personajes, y así no perder el hilo de la historia. Sería una aventura apasionante, sin duda, aunque también podría ser una odisea. Así que, bueno, prefiero dejarlo aquí.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?