Viernes, 30 de Octubre de 2020

Otras localidades

HOY POR HOY DESDE MURCIA HOY POR HOY DESDE MURCIA Sigue en directo el especial de Hoy por Hoy desde Murcia con Àngels Barceló
La palabra de la 'Unidad de Vigilancia'

El desmadre de expresiones que nos recuerdan a nuestras madres

La palabra 'madre' ha dado a luz a muchas expresiones y frases hechas de nuestra lengua que se extienden por varios países hispanohablantes como "la madre del cordero", "a toda madre" o "hasta la madre de los tomates"

En estos días de confinamiento, mientras vivimos la madre de todas las pandemias, todo el mundo se ha puesto a hacer pan, y el concepto de “masa madre” se ha convertido en cotidiano.

Si nos fijamos, en nuestra lengua son “ciento y la madre” las frases hechas que tienen su origen, precisamente, en la palabra madre, y su uso se extiende por España y otros países hispanohablantes, sobre todo en México y Cuba.

De manera vulgar en el español de México se utiliza la expresión “a toda madre” para decir que algo es estupendo. Coloquialmente, cuando un mexicano “está hasta la madre” es que está harto y si hay algo que no le importa en absoluto, dice que eso “le importa madre”. También usan “huele a madres” o “sabe a madres” para referirse al mal olor y al desagradable sabor de algo. La expresión “no tener madre” no está relacionada con ser huérfano, sino que en México, de manera coloquial, al que es un sinvergüenza, se le dice que “no tiene madre”, y también se utiliza la frase ¡Qué poca madre! para expresar el enfado o disgusto por el comportamiento de esos sinvergüenzas. Además, cuando un mexicano “se parte la madre” significa que se ha dado un golpe muy fuerte, y si uno “le da en toda la madre” a otro, quiere decir que le está golpeando y causando graves daños.

Si viajamos a Cuba, allí la expresión “de madre” se utiliza por ejemplo, cuando la situación económica es mala y complicada. También los cubanos usan esta frase hecha para hablar de alguien inaguantable, por ejemplo, el jefe, y dicen: "mi jefe está de madre". Pero atención porque "de madre", según el contexto, también puede significar que algo es "impresionante” o “muy malo”. Y no sabemos qué les ocurre a los cubanos con los tomates pero coloquialmente usan la expresión “hasta la madre de los tomates” para destacar la participación en algo de más personas de las previstas, y dicen que alguien “no cree ni en la madre de los tomates” para hablar de una persona rigurosa, severa e intransigente.

En España, y en el español general, también nombramos continuamente a las madres en nuestro lenguaje cotidiano. Nos acordamos de la madre que parió a alguien cuando esa persona nos enfada mucho, si algo es muy bueno decimos que es “de puta madre”, cuando descubrimos lo importante de un asunto o llegamos al meollo de la cuestión, nombramos a “la madre del cordero” y si hay alguien al que no conocemos en absoluto decimos: a ese no le conoce ni su madre. Nos desmadramos cuando actuamos sin medida ni control, y si algo nos escandaliza, exclamamos: ¡Madre del amor hermoso!

Por último, antes de que empecéis a acordaros de mi madre, acabo con este desmadre felicitándoles por su “amor de madre” y por dar a luz a tantas expresiones en nuestra lengua que nos recuerdan cada día que “madre no hay más que una”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?