La VentanaLos cafeteros
Actualidad

Un recorrido por las 4 islas que ya están en la Fase 1

Hablamos con residentes en La Graciosa, El Hierro, La Gomera y Formentera sobre cómo están viviendo estos primeros pasos hacia la 'nueva normalidad'

Madrid

La gran mayoría del territorio nacional entra hoy en la Fase 0, la primera de las fases del ‘Plan de desescalada’ diseñado por el gobierno para irnos adentrando en ‘la nueva normalidad’. Y es la gran mayoría porque cuatro islas han pasado directamente a la Fase 1, que permite medidas como la apertura de las terrazas de los bares y de los pequeños comercios o las reuniones de no más de 10 personas.

Estas cuatro islas que hoy por hoy son las ‘afortunadas’ son La Graciosa, El Hierro y La Gomera, en Canarias, y Formentera en el archipiélago balear. En La Ventana hemos querido hacer un recorrido por ellas para que algunos de sus habitantes nos cuenten de primera mano cómo está siendo este primer día.

En Formentera hemos hablado con Pepe Ferrer, el gerente del Bar Centro. Ubicado en la Plaza de San Francisco Javier, la principal de la Isla, se trata de uno de los más antiguos. Nos cuenta que la jornada esta siendo “un poco movida”, y es que se están encontrando con mucho trabajo para ser el primer día entre los clientes habituales y los periodistas que han acudido hoy a cubrir la información.

Se han quedado con 8 mesas, un 50% del aforo, por lo que no han puesto a todo el personal en funcionamiento. La reincorporación de los trabajadores del ERTE será, tal y como nos cuenta Pepe, paulatina según vayan avanzando los acontecimientos. Y es que aun no saben cómo funcionará el bar abierto solo a la mitad de su aforo habitual.

Desde La Gomera nos ha atendido Karina Méndez, propietaria de MK Bienestar y belleza, un salón de belleza que está en San Sebastián de la Gomera, la capital de la isla. A partir de hoy pueden abrir las peluquerías y los salones de belleza en todo el territorio nacional, eso sí, siempre con cita previa.

Nos ha contado que esta teniendo mucho trabajo este primer día y que muchas de sus clientas han intentado coger cita mucho antes del anuncio del gobierno, incluso algunas han intentado que Karina acuda a domicilio. Lleva cogiendo citas desde el pasado viernes y ya tiene la agenda casi al completo.

En cuanto a las medidas de seguridad que ha tenido que adoptar, nos cuenta que al ofrecer un servicio de uñas y depilación de cejas es muy difícil mantener los dos metros recomendados, pero sí que ha tomado las medidas que ha podido como son el uso de mascarillas, pantallas protectoras, toallas desechables y la esterilización de todo el material entre clientes.

Hace unas semanas hablamos con la directora del Parador de El Hierro. Nos contó que había visto ballenas muy de cerca y que tuvieron que mover cielo y tierra para devolver a todos los clientes a su lugar de origen. Hoy hemos vuelto a tener al teléfono a Marisa Darias para contarnos como se está adentrando la isla en esta ‘nueva normalidad’.

Aún no tienen instrucciones concretas de fechas para poder abrir el Parador, pero desde el mismo momento en el que Pedro Sánchez anunció el ‘Plan de desescalada’ está recibiendo llamadas para reservar una habitación. Espera que funcione sobre todo el turismo local en un año que esperaban que fuera bastante positivo aprovechando el empujón de la serie ‘Hierro’, protagonizada por Candela Peña.

Nos cuenta que ha vuelto a ver ballenas y que ya empieza a tener ganas de viajar a La Gomera, donde está su familia, pero a pesar de estar ambas islas en la Fase 1, aun no se permiten los viajes entre ellas.

La Graciosa ha sido el único territorio de todo el país donde no se ha detectado ni un solo caso de Covid-19. A pesar de eso, llevan confinados más de 50 días y a partir de hoy pasan también a la Fase 1. Al teléfono se ha puesto Miguel Páez, que es empresario y activista de la iniciativa ciudadana ‘La Graciosa octava isla’.

Nos contaba que La Graciosa lo está viviendo como un momento de alegría, pero con calma.Como sabemos estábamos muy protegidos y la isla se ha ido relajando… los mayores empiezan a andar con sus mascarillas, la gente pasea, hace deporte, los niños corretean… y los pescadores siguen trabajando que es muy importante”.

Siendo una isla turística donde hay 12 bares, 11 alquileres de bici, 15 taxis, dos souvenir, 8 puestos mercadillo, 3 pensiones… y todo se pone en marcha para las 400 mil personas que visitan la isla cada año; no sale rentable para los 700 residentes. “No se van a abrir porque no tenemos turismo; no merece la pena levantar los ERTES para no tener nada de ganancia todavía”, nos dice.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad