Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Estrenos Series | ENTREVISTA

Nathalie Poza: "Se habla mucho de héroes, pero es más acertado utilizar la palabra 'necesario"

La actriz protagoniza 'La unidad', la nueva serie de Movistar creada por Dani de la Torre y Alberto Marini en la que interpreta a la jefa del departemento policial contra el terrorismo yihadista

Cadena SER

'La unidad' es una de las sorpresas de la temporada en la ficción española. La serie creada por Dani de la Torre y Alberto Marini retrata con realismo, pulso y crudeza la lucha contra el terrorismo yiihadista en España. Lo hace desde la óptima del departamento policial encargado de esta misión, llegar siempre antes y evitar que se materialicen los atentados. Tantos los responsables de la ficción de Movistar como muchos actores han conocido de primera mano esta labor y han tenido contacto con agentes que, por primera vez, han colaborado contando sus experiencias, tanto profesionales como personales. Nathalie Poza encabeza el reparto de este thriller frenético con un nivel de producción increíble. Rodado en varias localizaciones de España, Francia y Nigeria, la serie se acerca a todas las caras del terrorismo con rigor y precisión. La actriz encarna a la jefa de esta unidad policial, un grupo discreto que valora el trabajo en equipo y huye de cualquier heroicismo. Le acompañan intérpretes como Marián Álvarez, Luis Zahera o el argentino Michel Noher.

En ese proceso de documentación, y en contacto con miembros de la policía, de esa unidad, ¿qué es lo que más os sorprendió o desmontó vuestros prejuicios?

Nathalie Poza: Pues realmente lo que se convierte en el epicentro de la serie y le da nombre: la unidad. Yo tenía un poquito de prejuicio, pensaba que realmente no era así, que el que mandaba, mandaba, que lo vivirían de una manera más grave… Y no es así. Cuando conoces a este colectivo, que hace una labor tan extraordinaria y tan arriesga -yo sería incapaz de dedicarme a algo así-, no se puede creer la poca importancia que se dan. Eso es lo que más me llamó la atención, quizás incluso en contraste con mi propio oficio. Quizá eso sería lo que tendríamos que aprender de ellos. El éxito de esta unidad policial radica en su absoluta inexistencia. Cuanto menos se sepa de su labor, ahí radica su éxito. Es muy difícil cuando no hay premios, no hay aplausos por lo que haces y cobras poco, cómo es posible que te puedas dedicar a una profesión tan oscura, tan peligrosa, tan truculenta. El otro día lo hablaba con la policía que sería mi alter ego, charlábamos de cómo llevábamos el confinamiento y le dije que estaría descansando. Su respuesta fue: los malos no descansan. Y me dieron escalofríos, mientras nosotros estamos pensando en el coronavirus, esto sigue ocurriendo y hay quien está velando por nuestra seguridad minuto a minuto. Eso es lo que más me impresiona.

Michel Noher: Además de no buscar el reconocimiento personal ni los aplausos, creo que lo que nos hermana sería la pasión. La pasión con la que se hace. Más allá de que es su deber, les gusta mucho lo que hacen, les gusta ir a trabajar, les apasiona ver cómo logran desarmar un atentado, cómo llegar antes todo el tiempo. Llegan a su casa y siguen pensando en eso, puede sonar el teléfono en cualquier momento, pero más allá de que suene o no, es la pasión lo que los tiene conectados con su trabajo. En ese sentido, se acerca mucho a quien elige el oficio de la actuación

Uno de los puntos fuertes de la series es encontrar el equilibrio para no dibujar héroes… Con la situación actual, en la que se está poniendo en valor lo público… aquí vemos la falta de recursos, las injerencias políticas, la burocracia que no escucha a los expertos, ¿ha cambiado su significado o la manera de mirar esta historia hoy?

Nathalie Poza: Inevitablemente. Es una serie de mucha acción, un thriller, tiene violencia, es muy realista, pero también nos asomamos a personas que existen, eso es lo atractivo. No es una ficción sobre una policía imaginada y una trama entretenida sin más. Todo lo que ocurre en esta serie está basado en anécdotas reales. Hay muchos momentos reales porque Dani de la Torre estuvo en algún tipo de operación. Es escalofriante lo verdadera que es la serie. En ese sentido conecta con todo lo que estamos viviendo. Nos estamos acercando a los sanitarios, a cómo están viviendo esta situación, a la fuerzas de seguridad del Estado, a los trabajadores sociales… E incido en algo que ellos mismos están defendiendo constantemente. Se habla mucho de la palabra héroe, pero es más acertado utilizar la palabra ‘necesario’. Nos constituyen como sociedad muchos oficios de personas desconocidas que son las que permiten que esto se sostenga y creo que con este tipo de ficción también le podemos dar el valor que merecen.

Michel Noher: Me parece muy linda esa diferenciación entre la palabras héroe y necesario. Porque uno a un héroe le exige algo que a veces no es humanamente posible. En cambio, a alguien necesario se le deben brindar los recursos para poder llevar a cabo su labor. En ese sentido, nos responsabiliza a todos. Creo que hoy en día, con esto que está pasando con el coronavirus en todo el mundo, se está reviendo la importancia del Estado y la importancia de dónde se colocan los recursos.

Uno de los puntos fuertes de la series es el casting de actores y actrices árabes, ¿cómo ha sido el intercambio cultural y si también os ha cambiado ciertas ideas?

Michel Noher: Han hecho un trabajo espectacular. Me llamó mucho la atención viendo la serie, es increíble el trabajo que ha logrado Dani de la Torre, hay algo muy atractivo en lo que hace cada uno, lo que cuenta, lo que actúa. Para mí en particular, fue un aprendizaje. Me tocó compartir con ellos la etapa de Ramadán y están de una mala hostia hasta que pueden comer a la noche que es impresionante y entendible. Esa parte, en lo personal, más que en lo actoral, fue muy interesante para mí.

Nathalie Poza: Me alegra mucho que me hagas esta pregunta porque a mí me han roto por la mitad. Y eso que tengo pocas escenas con ellos. El final del primer capítulo me parece de las escenas más brutales que he visto en la ficción española precisamente con este hombre que se detiene, una especie de Bin Laden, el terrorista más peligroso del mundo. El trabajo que hacen estos actores es increíble. Concretamente a Hamid Krim le conocía porque hice ‘Malas temporadas’ con él hace muchísimos años, es un grandísimo actor. Me consta que ha colaborado en el guion, ha trabajado mucho con los que no eran actores… Y tienen una verdad que es escalofriante lo que hacen. Creo que tiene mucho que ver con que lo tienen pegado a la piel, es su pueblo, es una realidad que les duele profundamente y lo han hecho desde un lugar muy complicado porque es muy fácil que sean estigmatizados, es muy fácil ponerles de malos. En esta serie hay momentos en los que podemos llegar a entender qué es lo que hace que a un chaval se le pueda meter en semejante lío, echando a perder toda su vida, la de su familia, su futuro, por un fanatismo, unas manipulaciones, una religión mal entendida… Está tan bien contado que se te encoge el corazón muchas veces. Porque están muy conectados con su historia. Hubo momentos en que le pregunté a las directoras de casting, a Eva y Yolanda, por algún actor, y me dijeron, por ejemplo, que no era actor, que era cocinero y trabajaba en Barcelona. No te puedes creer los resultados que han obtenido. Para mí es una parte maravillosa de la serie y estoy muy contenta de que se haya tratado con tanta delicadeza. Hay unas actrices también contando unas realidades muy dolorosas, aparte de Amina Leony, hay muchas chicas trabajando en La unidad, lo pudimos ver en Canillas -en las oficinas de este departamento policial- para participar en operaciones con infiltrados, por ejemplo. También hay una policía interracial trabajando aquí. Y eso se retrata muy bien en la serie.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?