Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Campo abierto

Invadir la esfera privada de un político y acosar a sus familiares es, básicamente, no tener nada que hacer después

Invadir la esfera privada de un político y acosar a sus familiares es, básicamente, no tener nada que hacer después. Hay un límite, y si cruzas ese límite hay campo abierto. Las imágenes de ahora mismo de unos cuantos desharrapados morales en casa de Ábalos, y en la entrada de la calle de Iglesias, son insoportables. Es insoportable pensar que en un momento en el que tenemos estar defendiéndonos de un virus haya españoles que ataquen las casas de otros. Es insoportable la cara dura de Vox regando las calles de gasolina y explicándonos ahora que no tienen nada que ver con el fuego. Es insoportable ver a Echenique clasificando lingüísticamente los escraches porque cuando los hacen ellos están bendecidos por la justicia social.

La violencia política tiene matices en los que hay gente que no debería enredarse para poder condenarla de la misma forma venga de donde venga. Porque si no es lo mismo un escrache, según él, de "gente humilde" que de gente "pija", tampoco es lo mismo escrachar primero que escrachar después. Esto no se inventó hoy, se inventó hace años y lo alentó y lo justificó el partido de Echenique. O cerramos los ojos y condenamos este acoso familiar por igual, o los abrimos y lo contamos todo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?