Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 29 de Mayo de 2020

Otras localidades

Sigue la entrevista con el expresidente del Barcelona Sandro Rosell Sigue la entrevista con el expresidente del Barcelona Sandro Rosell

Trileros contra cafres

"Ha habido un montón de señales confusas en esos dos meses de confinamiento, de estado de alarma. Lo puedes entender -o no-, lo puedes disculpar porque es todo muy complicado, pero pegarse un tiro en el pie de su credibilidad, eso lo ha hecho solito el gobierno, los dos socios del gobierno, Partido Socialista y Unidas Podemos, y a mí no me sirve el coronavirus como coartada", la opinión de Carles Francino

Cada día añadimos más ingredientes al potaje de nuestra cita diaria. Así que bienvenidos a ‘La Ventana’ de la resistencia, el confinamiento, la desescalada, la vida por fases, las hostias como panes en el debate político, la eclosión del sectarismo y la incompetencia; como nunca y cuando menos lo necesitamos…

Y bienvenidos también a ‘La Ventana’ de la confusión. Campeón indiscutible en esta categoría, al menos hoy: el gobierno. Se puede entender -siendo comprensivos- se puede entender -porque hasta la OMS ha lanzado mensajes contradictorios- el lío de las mascarillas. Que de innecesarias, superfluas y sobreactuadas han pasado a recomendables, indispensables y obligatorias; por ley. Vale.

Se puede entender también -o intentarlo al menos- el carajal que montaron una tarde con las normas de paseo de los niños. Que si solos, acompañados, un kilómetro, medio… Tuvieron que rectificarlo todo después. Bueeeeeno.

Luego las fases: la 0, la 1, la 2, pero la cero es la primera, o sea que la 1 es la 2; y la 3… No sé. Me pierdo. Playas sí, playas no; me baño, no me baño, tomo el sol… ¿pero puedo cruzar de municipio? Si haces deporte sí, para comprar no.

Vamos a ver, ha habido un montón de señales confusas en esos dos meses de confinamiento, de estado de alarma. Lo puedes entender -o no-, lo puedes disculpar porque es todo muy complicado, pero pegarse un tiro en el pie de su credibilidad, eso lo ha hecho solito el gobierno, los dos socios del gobierno, Partido Socialista y Unidas Podemos, y a mí no me sirve el coronavirus como coartada.

Es verdad que Pedro Sánchez -y Pablo Iglesias también, aunque lo disimule- son ahora mismo como náufragos que se agarran a lo primero que pueden para sobrevivir. Esa es la imagen que dan. Pero para mí tampoco es excusa. Porque puedes estar apurado, incluso muy apurado; pero el juego de manos con Ciudadanos, el PNV, Bildu, Esquerra… Ocultando a unos lo que hacían con otros, eso es nefasto, eso acaba con todo. Y es verdad que enfrente tienen a una oposición desleal, ultramontana y faltona. Pero si tenemos a cafres por un lado y a trileros por otro, ¿qué salida nos queda? Pues el chiste de Eugenio: “Señor, dame paciencia, ¡¡¡pero ya!!!”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?