Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Bodas

¡Sí, quiero! pero con mascarilla

Catarina Santos y David Peralta, una de las primeras parejas de toda España en celebrar una boda religiosa

Catarina y David, una de las primeras parejas de toda España en celebrar una boda religiosa

Catarina y David, una de las primeras parejas de toda España en celebrar una boda religiosa / Ivo Sousa Photography

El sector de las bodas prevé unas pérdidas de 3.500 millones de euros a consecuencia del confinamiento por la pandemia del coronavirus, y las perspectivas no son nada halagüeñas, dado que las parejas prefieren posponer sus compromisos hasta al menos 2021, a la espera de que se suavicen las "incómodas" medidas de Sanidad. Aunque no todas las parejas optan por esto, como han demostrado Catarina y David, una de las primeras parejas de toda España en celebrar una boda religiosa.

Catarina Santos tiene 23 años, es portuguesa y diseñadora de moda con su propio nombre Santos Rodrigues. David Peralta tiene 32 años, paraguayo y abogado. Ambos se conocieron en clases de sevillanas en enero de 2018, se prometieron durante la feria de Sevilla y pusieron el 23 de mayo de 2020 para casarse. Pero ocurrió algo que nadie tenía previsto; el coronavirus, y todo se truncó. "Pues el primer jarro de agua fría fue el 14 de marzo que teníamos la degustación del catering y se canceló; ahí empezamos a ver que tendríamos que suspender a más de 180 invitados que llegaban desde Latinoamérica… amigas de EE.UU. Italia y Francia", Nnos ha contado David Peralta.

Lo pasam"os muy mal los dos, fue muy duro y lloramos mucho", sigue explicando. Un día se preguntaron qué era lo importante. Su amor, así que en un principio la idea fue casarse en el salón de su casa. "Cuando llego la fase 1, al ser abogado, David se estudió la normativa y vio que nos podíamos casar por la Iglesia", apunta Catarina Santos.

Y empezaron a montar la boda. Hablaron con la Iglesia Bautista Fe Sevilla, y dijeron 'Sí' a las medidas acordadas. Para ellos eran muy importante seguir las normas así que todos los amigos se unieron: fueron los 15 invitados permitidos,  todos con mascarillas y guardando la distancia reglamentaria. “Yo misma iba estresada porque me cosí el traje en cuatro días, y no dejando que David lo viera; cuando tenía que probarme el vestido para hacer retoques le gritaba que se escondiera", confesaba Catarina.

No hubo fiesta después, pero todos los proveedores y amigos les montaron una sorpresa: consiguieron que un hotel abriera para que pudieran salir, que Catarina tuviera ramos de flores y que la Hacienda El Molinillo preparara una mesa decorada. Después de esto habrá que hacer una segunda celebración, que será el 28 noviembre, en Sevilla. Y la luna de miel, que iba a ser un viaje por todo Latinoamérica, está cancelado. "Así que vamos a descubrir y recorrer España y Portugal", ha sentenciado. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?