Miércoles, 12 de Agosto de 2020

Otras localidades

Las orquestas populares afrontan su peor verano sin acceso a los ERTE y sin protocolos para las verbenas

Si el estado de alarma se hubiese decretado una semana más tarde la mayoría de músicos tendría derecho al cobro de la ayuda por cese de actividad

Las bandas populares afrontan el verano más extraño y más difícil desde la Guerra Civil. La mayoría de los pueblos han cancelado sus fiestas patronales o están a la espera de tomar una decisión. Son pocos los municipios que se animan a seguir la tradición este año y adaptarla a estos tiempos de pandemia. Las bandas y orquestas populares ven cómo se van cancelando sus fechas previstas. Mientras sus músicos no pueden accerder al ERTE y las compañías no han recibido ayudas. Muchas orquestas están desapareciendo.

Las 400 formaciones musicales populares que hay en España han pasado de animar las verbenas en los días más especiales del año para muchos pueblos, cuando tantos vuelven y las familias se unen, a vivir una crisis sin precedentes en la larga tradición de las bandas y orquestas populares. Entre la música, el montaje de carpas, la electricidad, la pirotecnia… el sector estima que de las verbenas dependen 300.000 empleos directos en España y son un motor de la economía rural.

Javier Saavedra toca el trombón desde hace 34 años en Los Satélites, una orquesta coruñesa con 82 años de historia y 15 componentes. Si, como parece, no actúan este verano se enfrentarían a 18 meses sin ingresos y sin acceso a ERTE por el momento. “Teníamos 14 verbenas contratadas en abril anuladas, 13 en mayo anuladas, todo junio esta anulado. No sabemos que va a ser de nosotros, no figuramos en la desescalada”.

Un requisito les deja fuera de los ERTES: estar dados de alta en la Seguridad Social el día en el que se decretó el Estado de Alarma. La mayoría se quedan fuera porque la temporada de orquestas populares comienza el fin de semana de San José, solo una semana después del inicio del Estado de Alarma. Los que sí estaban dados de alta tienen problemas con el Servicio Público de Empleo Estatal. Piden que se tengan en cuenta su estacionalidad. Saavedra explica que “la mayoría suelen abrir del 15 de marzo al 15 de octubre o a partir de San José el 19 de marzo. Si el Estado de Alarma se decreta una semana más tarde o un día más tarde prácticamente todas las empresas estarían de alta y podrían acceder al ERTE. En nuestro caso estábamos dados de alta el día del decreto como fijos discontinuos pero el Servicio Público de Empleo Estatal dice que no lo paga y a día de hoy todavía no nos ha dicho por qué. Así estamos, sin prestaciones, sin poder trabajar y sin saber cuándo podremos empezar”.

Estas dificultades les han empujado a crear la primera asociación nacional de bandas populares, ACOPLA, para reclamar que se tenga en cuenta su situación particular y puedan cobrar los ertes por cese de actividad. Piden que se adapte la tradición a los tiempos de pandemia. Su presidente Carlos de la Calle ha recibido duras críticas de los vecinos que no quieren fiestas en su pueblo este año por miedo a que los que vengan de fuera traigan el virus. “Ha sido muy duro observar cómo alguna gente insinuaba o nos decía directamente que éramos unos homicidas potenciales. Todo esto sin comparar las medidas que se han tomado en otros sectores como la hostelería, el turismo, el teatro y los cines”.

Por ello reclaman un protocolo que les permita volver a la actividad. Saavedra cree que “con parte del público sentado y parte de pie, marcas en el suelo en donde puedan estar sentados o bailar con su pareja. No tienen por qué tener contacto con nadie y pueden disfrutar sin riesgo”. Si no fuese posible, explica que sería mejor saber ya que no van a trabajar en todo el verano. De esta forma se ahorrarían costes que están asumiendo ante la posibilidad de volver a actuar.

Víctor Antón conoce bien el mundo de las verbenas. Es director de Gaias, la agencia que representa a más bandas y orquestas en Galicia, la comunidad donde están la mayoría de formaciones musicales: 260. En el resto de España 140. Se debe a la gran cantidad de pueblos pequeños en la zona que buscan bandas para sus fiestas y eventos. Estas bandas gallegas recorren cada verano muchísimos rincones de España.

Antón explica que nunca se habían visto en esta situación: lógicamente el optimismo en estos momentos no existe. Hay un pesimismo tremendo. Es necesario que salga un protocolo cuánto antes para por lo menos salvar el mínimo vital, que la gente pueda comer. Estamos teniendo que ayudar a algunos empleados con la cesta de la compra, otros han tenido que ir a Cáritas y algunos han dejado su casa de alquiler para vivir con algún familiar”.

Ante las críticas Antón entiende la preocupación de los vecinos y repite con frecuencia que “la salud es lo primero”. Recuerda que no la crisis no solo afecta a su sector. Alrededor de la verbena se mueven muchas actividades. “Hay mucha repercusión indirecta en la hostelería local de cada villa que se ve afectadísimo por la falta de las fiestas.

Cada verano Saavedra toca su trombón En Carnés, A Coruña, donde algunos vecinos donan a la Comisión de Fiestas en francos suizos desde hace décadas, cuando sus familias se marcharon para trabajar y se quedaron allí. Él y su orquesta disfrutan acompañando esas tradiciones que revelan la historia de este país. Historia hecha también de crisis, también de momentos duros. Tiene ganas de volver a esos pueblos, volver a acompañarnos en esos días en los que el pueblo, de tanto ruido y de tanta música, más que la España vaciada, parece la España que nos llena.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?