Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

Lorenzo Silva salda una deuda con sus lectores

Publica 'El mal de Corcira', la entrega en la que, por fin, los lectores de Bevilacqua conocen su pasado en la lucha antiterrorista

Hace 22 años, el escritor Lorenzo Silva (Madrid, 1966) publicó la primera entrega de la serie policiaca protagonizada por los investigadores Rubén Bevilacqua (Vila, para los amigos) y Virginia Chamorro. Desde entonces tenía una deuda con los lectores: contar el pasado de subteniente en la lucha antiterrorista.

Con la nueva entrega de la saga, ‘El mal de Corcira’, el escritor salda la deuda viajando, de la mano de los recuerdos de Bevilacqua, a un pasado que todavía escuece. “En la primera novela, Vila ya menciona que estuvo en el Norte. En las siguientes, también. En la última, se encuentra con un antiguo compañero suyo y hablan con sobreentendidos. Alguien me decía si lo hacía para castigar al lector y no. Es algo que está en el personaje desde el principio. Bevilacqua actual le debe mucho a la lucha antiterrorista de su pasado. Aquello fue una escuela para muchos guardias civiles. He tardado 22 años para conocer la historia con el grado de detalle que necesitaba. Y he necesitado que acabara. Ha sido mejor escribir esta novela dos años después de la disolución de ETA”.

Hay episodios duros del terrorismo de ETA que están presentes en la novela. Silva se ha inspirado en la realidad para algunas escenas de ficción, como cuando Bevilacqua tiene que dar consuelo a un niño al que la banda acaba de matar a su padre en su presencia, a la salida del colegio, ante el silencio cómplice de los presentes, que no hacen nada por socorrerlo cuando está en pleno estado de shock. “Lo terrible de ese atentado es que no es ficción. Eso sucedió, no exactamente como lo cuento en la novela, y con ese niño, que ya no lo es, he hablado yo. Lo que representa llevar en la memoria esto para siempre no os podéis imaginar lo que supone. Nos toca juzgar el miedo que agarrotó a buena parte de la sociedad vasca y alguna de la española”, ha contado el escritor.

El odio tiene una gran capacidad de contagio. Para Silva, el odio “tiene mucho que ver con la barbarie. La civilización es un proceso muy lento y sofisticado y la barbarie se obtiene a gran velocidad”.

Preguntado por la actualidad, el escritor es de la opinión de que “El 1 de octubre fue una ocasión muy desafortunada, creo que las órdenes políticas lo fueron. Pero discrepo de la versión predominante, de que el operativo fuera brutal. He visto cientos de videos. Cargas policiales hubo pocas. Dentro de lo desafortunado que fue todo, se minimizó el daño. Y eso lo organizó Pérez de los Cobos”. Y ha añadido: “En este episodio que lo ha hecho saltar a la fama, se ha hecho una sangre excesiva. El informe tenía errores claros y manifiestos, difíciles de entender si no piensas que hay un cierto sesgo. La manera en la que citan algunas manifestaciones es calamitosa, hay fechas mal tomadas, no está al nivel de calidad de un informe de la guardia civil, pero de ahí a pensar en maniobras siniestras, es no conocer de quién estamos hablando”, ha añadido. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?