Martes, 07 de Julio de 2020

Otras localidades

De tranquis

En política estar enfadado siempre ha sido históricamente guay, y sobre el discurso de "todo está mal" se han construido reputaciones tan grandes como frágiles: les pides una idea y atacan la del contrario

Acuerdos, buenas palabras y buen rollo hoy en el Congreso. Como sigamos así de tranquis vamos a parecer Suiza, a ver si alguno se equivoca y mete aquí el dinero.

A mí la bronca política siempre me ha parecido un incendio, te quedas mirándolo absorto y al final, como no has hecho otra cosa durante el día, tienes que hablar del fuego. Y lo más interesante de esta intervención de Illa es que, aunque sea de forma ilusoria, despeja del centro de gravedad una manía muy nuestra que consiste en adaptarnos a la gresca, aunque sea para denunciarla. Aunque sea para parodiarla. Aunque sea porque enfadados nos vemos más guapos, más concienciados.

En política estar enfadado siempre ha sido históricamente guay, y sobre el discurso de "todo está mal" se han construido reputaciones tan grandes como frágiles; les pides una idea y atacan la del contrario. ¿Qué ha hecho Illa hoy? No sólo no dar motivos para enfadarse con él, sino desconcertar a quienes están en política para capitalizar el odio. No hay mejor forma de desactivar esa estrategia que lo que ha hecho hoy el ministro de Sanidad. El mejor ministro que lo podía hacer, además. Salud y sentidiño.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?