Martes, 04 de Agosto de 2020

Otras localidades

Elísabet Benavent: "No tengo prejuicios musicales ni literarios"

En 'La Ventana' charlamos con Elísabet Benavent sobre las canciones que han marcado las diferentes etapas de su vida

Como cada semana en 'La Ventana' aprovechamos para encontrarnos con la música. Para escucharla, saborearla y averiguar hasta dónde nos puede llevar. La escritora que se asoma esta tarde a La Ventana, se casó con uno de sus mejores amigos en un viaje a Las Vegas, y le gustaría envejecer en una casita en Somió (Gijón) con vistas al mar y una habitación llena de libros. Una casa en la que puede que, de vez en cuando, sonara un tema de Lenny Kravitz.

Nuestra invitada es Elísabet Benavent o Beta Coqueta, un nombre artístico que le pusieron sus amigas del instituto. A sus 36 años ha conseguido grandes éxitos literarios como la Saga Valeria o su última novela, 'Un cuento perfecto', con los que ha vendido más de dos millones de libros. "Da mucho vértigo escuchar esa cifra porque nunca me planteé que pudiese cumplir este sueño", cuenta Elísabet. 

 De la mano de Elísabet, Benjamín Prado e Iñaki de la Torre, hacemos un recorrido por la 'playlist' de la vida de la escritora. Su nombre se lo debe a la canción de Nino Bravo "Elisabeth" porque sus padres "se enamoraron con sus canciones como banda sonora". 

En ocasiones ocultamos la música o los libros que leemos porque sentimos que son unos "placeres culpables". Sin embargo, Elísabet sostiene que ella no tiene prejuicios musicales ni literarios: "no me da ninguna vergüenza decir que escucho reggetón cuando salgo con mis amigos, que en casa puedo ponerme un vinilo de Otis Redding y que de vez en cuando me pongo los Backstreet Boys para recordar mis años mozos". De pequeña, una de sus canciones favoritas era "Sola" de Olé Olé,  "al parecer, con tres años me la sabía entera y hacía performances en Navidad, encima de la mesa, con coreografía incluida", cuenta. 

Los Backstreets Boys son "la pasión de su adolescencia", una pasión que sigue viva porque el año pasado fue a un concierto suyo con su mejor amiga; "nos sentimos como si volviésemos a tener 14 años, todas éramos chicas de la misma edad que íbamos de 'remember'", explica Elísabet. A los 15 años, cuenta que tuvo una "época siniestra", cuando de adolescente vestía de negro, se pintaba los ojos de negro y vestía con ropajes. Por aquel entonces su canción era "Your sweet 666" de HIM.

Ya de más mayor, cerró muchos garitos junto a sus amigas cantando "Tras la barra" de Platero y Tú. "Le tengo especial cariño porque, como casi todos, también fui camarera en una época de mi vida", cuenta la ahora escritora. Por supuesto, en la 'playlist' de su vida no puede faltar Serrat con "Mediterráneo". “Esta canción la llevamos dentro todos los que hemos nacido a orillas del Mediterráneo y que, por cosas de la vida, vivimos lejos”,  explica Elísabet que ahora vive en Madrid, pero nació en Gandía, Valencia. 

 

¿Cómo se pinta una canción? 

Mauro Albero es músico y musicólogo, y esta tarde nos ha enseñado cómo se puede pintar una canción. Mauro es sinestésico, es decir, su cerebro relaciona palabras, números, letras y notas musicales con colores. "Cuando escucho música voy anotando los colores que escucho, y luego lo traduzco a una pintura", explica. Al escuchar la canción de Laura Pausini "Se fue", una de las favoritas de Elísabet, los acordes le han recordado a los colores rojo, mostaza y el marrón, que se ha apuntado en un papel y ha plasmado en un dibujo en su cuenta de Instagram: Synestmusic. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?