Jueves, 06 de Agosto de 2020

Otras localidades

Muere Alan Parker, el director de El expreso de medianoche y Fama

El director inglés tuvo un gran éxito en los años 80, pero no dirigía películas desde 2003

Alan Parker

Alan Parker / Agencias

Alan Parker nació en Londres el 14 de febrero de 1944. Debutó en la dirección de largometrajes con un musical insólito: Bugsy Malone, nieto de Al Capone, una película de gánsteres completamente protagonizada por niños, entre ellos Jodie Foster, que entonces tenía 13 años. El film tuvo un gran éxito en Gran Bretaña. Ganó cinco premios BAFTA, uno de ellos para el propio Alan Parker, el de mejor guion. En Estados Unidos, en cambio, la película no funcionó del todo bien.

Su siguiente trabajo, El Expreso de medianoche, sí que fue todo un taquillazo en todo el mundo. Con guion de Oliver Stone y basándose en el libro del joven Bill Hayes, que contaba sus experiencias en una cárcel turca en donde estaba condenado por tráfico de drogas, Alan Parker dirigió un angustioso drama carcelario, que molestó mucho a las autoridades otomanas. La película estuvo prohibida en el país y ciertamente destila un cierto tufillo racista. Alan Parker consiguió una nominación al Oscar y su carrera en Estados Unidos estaba definitivamente lanzada.

En la década de los 80 dirigió películas que tuvieron en general un gran éxito comercial: musicales como Fama o Pink Floyd: el muro; dramas como Birdy; filmes de misterio y terror como El corazón del ángel, con Mickey Rourque y Robert de Niro, o películas con un trasfondo político y social como Arde Mississippi, que contaba la investigación por parte de dos agentes del FBI, interpretados por Gene Hackman y Willem Dafoe, de la desaparición de unos jóvenes activistas que habían acudido al Sur de los Estados Unidos para luchar por la igualdad de derechos civiles de la población negra en los años 60. Fue su segunda y última nominación a los Oscar.

En los 90 volvió al género musical, sin duda su favorito, con títulos como Los Commitments o Evita, la obra de Andrew Lloyd Webber y Tim Rice, protagonizada por Madonna y Antonio Banderas. “Andrew Lloyd Weber tuvo que trabajar conmigo porque hubo más de 140 cambios respecto al musical original, algunos muy pequeños y otros más grandes. También tuvo que incorporar nuevas canciones y nuevos números musicales. Con lo cual estuvo participando en todo el proceso de la película desde el principio la grabación, hasta los retoques finales. Vio la película terminada y le gustó mucho”, explicaba cuando se estrenó el film.

En la década de los 90 su prestigio se fue poco a poco apagando. Fracasó estrepitosamente con El balneario de Battle Creek en donde consiguió ridiculizar a Anthony Hopkins haciendo del doctor John Harvey Kellog, el padre de los cereales para desayunar. Llevó a las pantallas con poco pulso, el éxito literario de Frank McCourt, Las cenizas de Ángela. Su última película, La vida de David Gale, un alegato contra la pena de muerte, protagonizado por Kate Winslet y Kevin Spacey era una gran apuesta pero pasó sin pena ni gloria y no tuvo el éxito esperado. Era el año 2003 y Alan Parker dejó de dirigir. Hoy ha muerto a los 76 años.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?