Lunes, 21 de Septiembre de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Simón: "Habrá que plantearse si es necesario ampliar las medidas de Madrid al resto de la Comunidad
Estrenos Series | REPORTAJE

Ramy Youssef: "Soy la voz de un hombre árabe, musulmán y americano que 'se pajea' mucho"

StarzPlay estrena la segunda temporada de 'Ramy', una de las comedias revelación de la temporada. Ramy Youssef, ganador del Globo de Oro y nominado al Emmy, es el creador y protagonista de esta ficción autobiográfica sobre un joven musulmán que abraza las contradicciones entre fe, religión, sexo y la vida millennial en la América de Trump

La entrevista a Ramy Youssef, en vídeo / VÍDEO: BEA POLO

Creció en la América del pánico post 11-S. Con 10 años, vio cómo caían las Torres Gemelas y las televisiones informaban de que uno de los terroristas se llamaba casi igual que él. Esas preocupaciones identitarias de niño, que también le han acompañado en la adolescencia, son el motor narrativo de Ramy, la serie en la que vuelca todo su universo familiar y sus debates internos como un joven musulmán.

Americano de origen egipcio, nacido en Nueva Jersey a principios de los 90, Ramy Youssef es una de las últimas revelaciones de la comedia televisiva. Empezó a estudiar ciencias políticas con la idea de ser abogado pero a los 20 años se trasladó a Los Angeles para dedicarse a a interpretación. Participó en varios cameos y papeles secundarios hasta que le llegó su momento gracias al boom de las plataformas: crear su propia serie para Hulu -en España disponible en StarzPlay-.

En enero ganó el Globo de Oro a mejor actor. Hasta ese momento, para la mayor parte de la industria era un desconocido. Él mismo dijo en el escenario que sabía que nadie había visto su serie, pero sí atrajó la atención de algunas estrellas, como Mahershala Ali, doble ganador del Oscar por Moonlight y Green Book. El intérprete se suma a la segunda temporada en el papel de un imán que intenta ejercer de guía espiritual para Ramy en una entrega más madura y reflexiva en la que sigue explorando su identidad.

Fotograma de la segunda temporada de 'Ramy' / HULU / STARZPLAY

Ramy es una dramedia, o comedia dramática, que se encuadra dentro de esas ficciones que han dado voz a los llamados inmigrantes de segunda generación, como a Aziz Ansari en Master of none. La cara b y una visión más agridulce y diversa del sueño americano que tradicionalmente nos ha contado Holllywood. Youssef forma parte de una nueva generación que quiere cambiar, con humor, la representación de los árabes y los musulmanes en pantalla. Eso sí, tiene claro que esta es solo su historia, una mirada distinta a su comunidad. Un trabajo biográfico en el que retrata su día a día como musulmán practicante en la América de hoy, desde su relación con las chicas y el sexo a su vida familiar, las salidas con sus amigos y sus visitas a la mezquita… Todo el relato está atravesado por la búsqueda de respuestas, de un equilibrio entre la fe, la culpa y la forma de encajar sus creencias en un entorno que siempre lo pone a prueba.

Más beligerante en sus monólogos que en la serie con la situación política, no le sorprendió la elección de Donald Trump. Su padre trabajó para el hoy presidente de EEUU cuando llegó de Egipto y cree que el magnate es más la consecuencia que la causa del estado de su país. Defensor de una comedia sin límites, ha bromeado con que espera una carta de Howgarts del Estado Islámico en el show de Stephen Colbert y hace chistes sobre lo fácil que lo tienen los católicos por rezar el domingo y poder pecar todo el fin de semana. Inteligente, divertido y vulnerable, su alter ego en la ficción es uno de los mejores personajes masculinos de la televisión actual. En un mundo polarizado que solo busca categorías absolutas, el valor de Ramy es abrazar sin complejos las contradicciones como método de autoconocimiento.

¿Cómo describirías esta segunda temporada, es más dramática y madura que la primera?

Creo que gran parte de la primera temporada es muy aspiracional, puedes ver al personaje intentando descubrir quién es, y la segunda temporada es mucho más de transformación. Realmente ve quién es y se da cuenta de que tiene mucho que cambiar. Creo que la puedes describir como más madura, y de esa madurez viene un tono más oscuro. Siente lo que está pasando, se está preguntando quién es y cómo está mirando su vida. Y esa es también una forma emocionante de crecer.

¿Cómo se sumó al proyecto Mahershala Ali?

Tuvimos una conservación después de la primera temporada. Él es musulmán practicante y estaba emocionado de ver una historia que mostrara a alguien intentando abrazar la fe. Hablamos, me dio la enhorabuena, le dije que si quería que quedáramos a comer o algo. Y luego le dije que si quería también estar en algunos episodios, y así se convirtió en algo más grande esta temporada. Estoy contento de haber creado esto juntos.

La culpa, la religión y sus contradicciones, ¿cómo escribes este personaje que vive en lucha consigo mismo?

Todos intentamos descubrir quién queremos ser y quién realmente somos. Hay muchas cosas a las que intentamos encontrar un hueco. Lo que siempre he querido ver es una historia real sobre la fe, sobre alguien que cree, de una manera que fuera real para mí. Siempre que haces un trato con Dios, te dicen: puedes hacer esto y no puedes hacer estas cosas. O, vale, quizás, voy a hacer esto mal una vez más pero no lo volveré a hacer. Estamos negociando constantemente cómo actuamos. Quería llevar esa negociación a la pantalla. Quería traer esa negociación entre la culpa y la lujuria, la fe, la pasión y el amor. Es realmente confuso y por eso es estimulante hacerlo con la serie.

¿Eres un ejemplo del sueño americano? ¿Existe todavía?

Es divertido -risas-. Por supuesto. Creo que mi vida, en muchos sentidos, ha sido un ejemplo de un sueño americano. Quizás no el sueño, pero sí uno. Fíjate, el optimismo que tenía mi padre y mi madre cuando vinieron a este país, y las esperanzas. He pensado mucho en la manera en que para mí, en cómo ha ido mi vida, ha hecho que valiera la pena para ellos.

Tengo entendido que tu padre trabajó para Trump, ¿qué opinas hoy de él y su gobierno?

Para mí Trump es solo una reflejo de lo que ha sido este país durante mucho tiempo. No creo que todo esto sea algo nuevo, sino una vieja inquietud. Él pone la fachada, refleja como un espejo las acciones que han sido preocupantes en EEUU desde hace mucho tiempo.

Diez años viendo estas cosas probablemente me hayan abierto los ojos. Es menos mi opinión sobre él y más la reflexión de lo que hace un gobierno capitalista, de los valores del capitalismo sobre la gente desde su origen, desde el principio. Esta es realmente la conversación más importante.

¿Cómo te cambió el 11 de septiembre? Eras un niño de 10 años…

Sí, tenía 10 años. Creo que hay mucho de esa idea de crecer con miedo y sentir que el único punto de referencia que tenía en América con mi cultura, mi fe y mi lengua estaba enmarcado en torno al terrorismo. Eso es lo que exploro en la serie, como niño estás asustado de ti mismo y de dónde vienes, y quieres deconstuir eso, es algo muy importante para mí.

¿Te ves, en cierto sentido, como la voz de una generación?

Soy la voz de un hombre árabe, musulmán y americano que se pajea mucho. Soy la voz de esos - risas - Si eres un chico árabe, musulmán y americano que se masturba mucho, soy tu líder, por supuesto.

Ramy y Mahershala Ali en la segunda temporada de la serie / HULU / STARZPLAY

¿Cómo ha reaccionado la comunidad musulmana a ‘Ramy’? ¿Y en Oriente Medio?

En Oriente Medio ha tenido una reacción asombrosa, ha sido una sorpresa, especialmente en Egipto. Como cualquier audiencia, hay cosas que les gustan y cosas que no les gustan, pero ha tenido una gran acogida y es emocionante ver la conversación que se ha iniciado a partir de la serie.

Dices que buscar respuestas en la comedia es peligroso, ¿por qué? ¿qué es para ti la comedia?

La comedia es una verdad emocional, pero no la verdad. La comedia no tiene que ser correcta, no es estudio, puede ser muchas cosas pero su trabajo principal es ser graciosa. Todo lo demás que quieras obtener de ella no es un lugar seguro al que ir.

Hollywood debate ahora incluir criterios de diversidad en las películas, ¿está la televisión encabezando un cambio en la representación?

Hollywood se está poniendo al día poco a poco y está empezando a dar más oportunidades para tener unas conversaciones más diversas, sin duda. No está a la cabeza, no es algo natural, sino que más bien parece forzado a hacerlo, por eso creo que es bastante lento. El cambio social continúa presionando a Hollywood de la misma manera que empuja a cualquier empresa a tomar las decisiones correctas.

¿Es difícil e incómodo ser musulmán hoy en EEUU? Es su monólogo bromea con que los católicos lo tienen más fácil por rezar los domingos y poder pecar todo el fin de semana…

Debemos rezar todos los días, es bueno hacerlo todos los días -risas- Creo que hay varias cosas que surgen en América, por supuesto, y hay muchas personas que se enfrentan a muchos malentendidos, a muchos prejuicios debido a la forma en que hemos sido deshumanizados en los medios. Eso sigue sigue siendo así, pero también es cierto que muchos musulmanes son bienvenidos y queridos en este país. Es como todo, una experiencia variada.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?