Viernes, 18 de Septiembre de 2020

Otras localidades

'Cliu', la mascarilla inteligente que se desinfecta sola, mide la contaminación y dura 5 años

Hablamos con Álvaro González, uno de los creadores de esta mascarilla tecnológica

Estamos aprendiendo a marchas forzadas mucho sobre mascarillas durante los últimos meses. Hablamos de mascarillas con filtros, de FFP2 o FFP3, de mascarillas quirúrjicas,  desechables, con válvula, sin válvula, etc. En 'La Ventana' hemos hablado de una nueva mascarilla que se autolimpia, alerta de los brotes y además, tiene una pantalla transparente que permite que las personas con problemas auditivos puedan leer los labios. Esta mascarilla inteligente se llama 'Cliu' y Álvaro González, diseñador de producto y profesor de Bellas Artes en la Universidad de Palermo, es uno de sus creadores. 

La mascarilla todavía no se ha comercializado, pero sí se pueden pre-comprar con un consecutivo descuento. "Hemos lanzado una campaña de crowdfunding para poder llevar a cabo este proyecto", cuenta Álvaro, quien prevé que la mascarilla esté lista para octubre. Dentro de este proyecto se pretende comercializar dos tipos de mascarilla exactamente iguales en cuanto a estructura y materiales. La diferencia es que una es sin tecnología, que costaría 90 euros, y la mascarilla inteligente costaría unos 250 euros, pero insiste en que "comprar menos es comprar mejor". Los materiales utilizados en la mascarilla son totalmente reciclables que soportan hasta 200º, "lo que es bueno para la desinfección", dice. 'Cliu' es totalmente desmontable y puede meterse en el lavavajillas, lavadora o incluso en el microondas. 

En cuanto a los filtros, los investigadores están colaborando con la Universidad de Siena, donde han desarrollado unos filtros con calidad FFP2 que filtra el 99% de las partículas. Son unos filtros antimicrobianos y bioactivos, por lo que "si acaban en el medio ambiente, no son nocivos para la naturaleza", explica. 

A través de una aplicación, el usuario de las mascarillas 'Cliu' puede tener acceso a información sobre la calidad del aire, la contaminación o la frecuencia cardíaca, lo que sería de gran ayuda a prevenir enfermedades respiratorias. ¿Cómo? Álvaro explica que "esas mediciones se hacen a través de unos sensores y algoritmos". 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?