El cine en la SEREstrenos Cine
Música
ESTRENOS CINE | PODCAST

'Nekrotronic', demonios y móviles: la película que Miguel Bosé no debería ver

La cartelera se llena de zombis y demonios con 'Nekrotronic' y 'Little Monsters'

Colin Firth protagoniza una adaptación de un clásico de la literatura inglesa

El cine en la SER: 'Nekrotronic', demonios y móviles, la película que Miguel Bosé no debería ver (14/08/20)

El cine en la SER: 'Nekrotronic', demonios y móviles, la película que Miguel Bosé no debería ver (14/08/20)

01:18:07

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1597390883536/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La cartelera se llena de zombis y demonios. Lupita Nyong'o, la ganadora del Oscar por 12 años de esclavitud es la protagonista de una comedia de terror, Little Monsters. Y en Nekrotronic los demonios se apoderan de las almas humanas a través de los teléfonos móviles. Colin Firth protagoniza una nueva versión de El jardín secreto, una clásico de la literatura infantil inglesa. Y desde Francia llega Quisiera que alguien me esperara en algún lugar, un drama romántico, un film basado libremente en los relatos de la escritora Anna Gavalda. En televisión les hablaremos de más historias de terror y misterio, HBO estrena la próxima semana Territorio Lovecraft, una serie producida por Jordan Peele y J.J. Abrams. Leeremos también un libro, El universo de Tim Burton, viaje ilustrado a la maravillosa fábrica de seres peculiares y charlaremos con su autora, la ilustradora Irene Mala. Y recordaremos a la actriz Maureen O'Hara, el 17 de agosto se cumplen 100 años del nacimiento de la pelirroja que puso firme a John Wayne en El hombre tranquilo.

Nekrotronic (Kiah Roache-Turner)

Ya nos lo advierten nada más empezar la película. Lo que vamos a ver es un delirio, un disparate, puro divertimento; nada serio. Eso sí, el film parte de una premisa vista varias veces en el cine: la existencia de demonios. Lo que hace distintos a estos demonios de otros es que se propagan por internet y captan a los humanos a través de una aplicación para teléfonos móviles. Y solo hay unos pocos humanos que pueden plantar cara y combatir a esos demonios: los nikromantes.

Una vez aceptada esta locura de planteamiento podemos sentarnos a disfrutar de los que nos propone este film australiano: Nekrotronic.

Nekrotronic es el segundo largometraje del director australiano Kia Roache-Turner. El guion, esa alucinante historia de demonios y nikromantes, lo escribió mano a mano con su hermano Tristan. Un guion gamberro que parece redactado bajo los efectos de sustancias psicotrópicas.

Una historia, ya en serio, que tiene el espíritu desenfadado de títulos como Un hombre lobo americano en Londres, Posesión infernal, Re-Animator, Los cazafamtasmas... Es algo así como, la otra cara de Matrix, es decir, no tiene ningún trasfondo filosófico y sí muchos más disparates.

El protagonista de Nekrotronic es Ben O'Toole, al que hemos visto en títulos como El maestro del agua y Hasta el último hombre. Él interpreta a un Nikromante, uno de los pocos humanos que puede acabar con los demonios. Pero la aparición más sorprendente de la película es otra. Haciendo de demonio y no un demonio cualquiera sino de un malvado demonio nos encontramos nada menos que con Monica Belucci que saca en esta película su lado más hilarante y perverso.

Está claro que Nekrotronic no es una película para todos los públicos. Por ejemplo, no estamos seguros de que la deba ver Miguel Bosé, porque puede creerse que eso de los demonios que viajan a través de la red y se descargan por los teléfonos móviles va en serio. Pero para todos aquellos que no crean en oscuras conspiraciones y quieran ver una farsa de terror y Ciencia Ficción solo tienen que acercarse al cine... Sacar como espectador su lado más juguetón y travieso. Dejarse llevar y ver Nekrotronic.

El jardín secreto (Marc Munden)

El jardín secreto es la nueva adaptación del libro escrito por Frances Hodson Burnett, escritora y dramaturga británica nacida a mediados del siglo XIX autora de clásicos como El príncipe perdidoEl pequeño Lord o La princesita. Publicado en diferentes folletos a lo largo de 1910, este clásico de la literatura inglesa ha sido llevado al cine en numerosas ocasiones. La primera de ellas en una producción estadounidense dirigida por Fred Wilcox allá por 1949.

En esta ocasión es Marc Munden, director de Miranda o La Marca de Caín, el encargado de llevar a la gran pantalla esta historia protagonizada por Dixie Egerickx, Julie Walters, Sonia Goswami y por supuesto Colin Firth, al que esta historia que no le es en absoluto ajena, ya que, aunque en un papel diferente, trabajó en una adaptación anterior para la televisión británica en 1987.

Firth, flamante ganador del Óscar en 2010 por su extraordinaria interpretación de Jorge XI en El discurso del rey. Y que ha sabido compaginar meritorios títulos junto a Woody Allen en Magia a la Luz de la Luna, con películas de acción como Kingsman. Con películas taquilleras como la segunda parte de El Diario de Bridget Jones. Y buenos papeles en La importancia de Oscar Wilde, El editor de Libros o la oscarizada 1917. Ahora completa esta historia que, además de varias adaptaciones televisivas, tanto en Japón en 1991 como en varias ocasiones en la televisión británica, fue llevada a la gran pantalla por última vez en el año 1993, con Agnieszka Holland tras las cámaras y que consiguió una nominación a los BAFTA y ganó el premio a mejor banda sonora de la Asociación de críticos de Los Ángeles.

Esta historia infantil narra las peripecias de Mary, una niña que vive en la colonia británica de la India y cuyos padres mueren debido al Cólera. Huérfana, es enviada al condado de York en el Reino Unido a casa de su tío Archibald Craven, viudo depresivo y encerrado en sí mismo que tiene un hijo muy enfermo llamado Colin. Junto a su primo y un chico llamado Dickon, Mary descubrirá y explorará un enigmático jardín cerrado durante años a las afueras de la enorme casa familiar. El cambio de aires hará que la protagonista valore los aspectos más importantes de la vida y, con el jardín mágico como simbolismo de la aceptación y superación de traumas, ayudará tanto a su primo como a su tío a que superen sus problemas tanto físicos como mentales.

Historia veraniega para toda la familia, el clásico de Burnett no pasa de moda con unas meritorias interpretaciones infantiles, los siempre córrenos Colin Firth y Julie Walters y unos grandes efectos visuales desatados y coloridos que nos acercan un poco a lo que podemos considerar estaba en la cabeza de la autora al escribir la historia. Coproducción entre Francia y Reino Unido, es una historia de siempre apoyada en las posibilidades visuales de hoy y que es un título a tener en cuenta si se quiere pasar un rato agradable e inocente en familia con moraleja incorporada.

Little Monsters (Abe Forsythe)

Dave es un músico fracasado al que acaba de dejar su novia y vive con su hermana y su sobrino de 5 años, Félix. Un día se apunta como voluntario para acompañar a la clase de su sobrino a una excursión a una granja, para así ligarse a su profesora, Miss Caroline. Pero hay un giro dramático de los acontecimientos. La granja, situada al lado de una base militar de pruebas, es invadida por zombis. Aquí empieza la verdadera acción de Little Monsters. Miss Caroline hará todo lo posible para que sus alumnos no se asusten y piensen que todo el caos que sucede a su alrededor es parte de un juego. A ella se unen Dave y una celebridad para los niños, Teddy McGiggle, aunque unos colaborarán más que otros.

Little Monsters cuenta con un reparto fantástico, encabezado por Lupita Nyong'o, ganadora de un Oscar, como Miss Caroline. El desconocido Alexander England como Dave y Josh Gad como un esperpéntico Teddy McGiggle. Mención especial al grupo de niños, adorables y nada irritantes. Aunque el auténtico protagonista es England, todos los ojos están en la maravillosa Lupita, que igual nos canta Taylor Swift al ukelele que corta un par de cabezas.

En un campo en el que no queda mucho por innovar, el director Abe Forsythe logra una comedia de zombis sorprendentemente original, que cosechó un notable éxito en la pasada edición del Festival de Sitges, aunque se queda a medias en su propósito de aportar aire fresco al género. Little Monsters es un viaje emocionante y entretenido con gags cómicos, gore y emotividad que sirve como pasatiempo para una tarde, pero que podría haber dado mucho más de sí. Dejando en segundo plano a los zombis desaprovecha las amplias posibilidades que tenía y un gran reparto.

Quisiera que alguien me esperara en algún lugar (Arnaud Viard)

En la bonita casa familiar, al final del verano, Aurora celebra su 70 cumpleaños, rodeada de sus cuatro hijos, que han venido especialmente para la ocasión. Está Jean-Pierre, el mayor, que ha adoptado el papel de jefe de la familia desde la muerte del padre; Juliette, que espera su primer hijo a los 40 años y que todavía sueña con ser escritora; Margaux, la artista radical de la familia, y Mathieu, de 30 años, que vive angustiado por seducir a su compañera de trabajo, la bella Sarah.

Estos hermanos son personajes arquetípicos de comedia burguesa francesa. Dos chicos y dos chicas entre los veintimuchos y los cuarentaytantos, guapos, cultos, sonrientes, con una madre acogedora y la apariencia de que todo va bien entre ellos. Pero no es así. Cuando Jean-Pierre se reencuentra con su pasado todo cambia, y reinará el caos entre todos.

Arnaud Viard dirige Quisiera que alguien me esperara en algún lugar, este típico drama francés en el que se mezclan demasiadas tramas sin llegar a profundizar realmente en ninguna. La película es una interpretación libre del libro de relatos homónimo de Anna Gavalda, relatos que ha encajado como un puzle hasta dar a luz esta historia.

Gavalda es la escritora francesa más leída y sus libros han vendido más de diez millones de ejemplares en todo el mundo. Es una de las escritoras superventas de las letras francesas y saltó a la fama en 1999 precisamente con este libro de relatos, Quisiera que alguien me esperara en algún lugar. Pero fue su primera novela, La amaba, una historia centrada en el diálogo entre Pierre y su nuera recién abandonada por su marido, también adaptada al cine, la que la consagró internacionalmente. En 2007 Claude Berri llevó a la gran pantalla otra de sus obras, Juntos, nada más, sobre el encuentro de cuatro personajes desorientados vitalmente. La autora visitó el rodaje, y confiesa que no le gustó lo que vio.

Pese a ser una autora muy visual, Gavalda no es una gran fanática de las adaptaciones, cuenta que no lleva bien lo de ver sus obras traducidas a imágenes. Le propusieron también adaptar El consuelo, Oprah Winfrey estaba interesada en comprar los derechos, pero ella ni se lo planteó. Había imaginado una casa muy especial para Kate, y no soportaría verla convertida en una casa cualquiera.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00