Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Arte

Roban por tercera vez el mismo cuadro de Frans Hals en un museo de Holanda

El cuadro 'Dos niños que sonríen' está valorado en más de 15 millones de euros. Conocemos más acerca de esta obra y los motivos que llevan al robo de obras de arte con Ana Valtierra, doctora y experta en Historia del Arte

A lo largo de la historia, en la ficción se ha tratado frecuentemente la temática de robar joyas u obras de arte en los museos más famosos, pero en ocasiones la realidad supera a la ficción. Esta mañana nos hemos despertado con la noticia de que ha sido robado en Holanda un cuadro del autor Frans Halls por tercera vez.

La pintura en cuestión es 'Dos niños que sonríen', elaborada en 1626 y valorada en más de 15 millones de euros. Fue robada este miércoles de un museo en la ciudad holandesa de Leerdam y lo que más ha sorprendido es la obsesión que hay por esta pintura, que ya fue robada en 1988 y 2011 (fue recuperada en ambas ocasiones.

Esta tarde en La Ventana hemos hablado con Ana Valtierra, profesora y doctora experta en Historia del Arte y especialista en educación patrimonial y en museos para conocer más acerca del cuadro que ha sido robado.

En ciertas ocasiones, hemos escuchado noticias sobre el robo o el ataque a obras de arte en museos, pero ha sorprendido que, en esta ocasión, no sea una obra tan famosa o reconocida por todos (como sí podría ser 'La Gioconda' o 'Los Girasoles de Van Gogh', dos cuadros que también fueron robados en su momento). Según Valtierra, ‘Dos niños que sonríen’ “es una pintura poco conocida, pero maravillosa, parece una pintura aparentemente inocente pero que esconde una simbología muy compleja. Son dos niños sonriendo pero que agarran en la mano una jarra de cerveza”.

La obsesión por robar obras de arte suele ser porque son encargos. Alguien quiere una obra en concreto y manda robarla. También quizá porque haya una parte de reivindicación histórica”, ha explicado Valtierra.

Acerca del autor del cuadro, Frans Halls (1580-1666) fue uno de los mejores retratistas del Barroco Holandés, contemporáneo de Rembrandt. Es conocido por otras pinturas como “Caballero sonriente” y retratos grupales en tamaño natural, con una gran habilidad para captar gestos y detalles.

'Dos niños que sonríen' ha sido robado de un museo holandés por tercera vez / Cadena SER

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?