Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Wikileaks

Si Assange es extraditado, ¿peligran los derechos humanos?

Ante la reanudación del juicio a Julian Assange, Amnistía internacional teme que el fundador de Wikileaks no sea juzgado justamente en Estados Unidos o sea torturado. Además, el precedente que podría sentar esta sentencia para la libertad de expresión

Esta semana se ha reanudado el juicio al activista y periodista Julian Assange, es la sesión final en la que se decidirá si finalmente será extraditado a EE.UU. Si eso ocurre, ¿qué secuelas provocará en la lucha por los Derechos Humanos?

Blanca Hernández, portavoz de Amnistía Internacional en Estados Unidos, cree que existe un riesgo real de que en Estados Unidos Assange “se enfrente a grandes violaciones de los derechos humanos”. Le preocupan las condiciones en las que podría ser encarcelado tanto antes como después del juicio y teme que no tenga un juicio justo “porque ha habido una campaña pública contra él por parte de altos funcionarios de EEUU”.

De ser extraditado, Assange sería muy probablemente encerrado en un centro de reclusos de máxima seguridad donde “los regímenes de reclusión son sumamente estrictos y en muchos casos recurren al régimen de aislamiento prolongado, lo que puede constituir tortura”, asegura Hernández.

Su extradición tendría también consecuencias para la libertad de prensa, favoreciendo la autocensura de los periodistas de investigación. La ONG recuerda que los cargos a los que se enfrenta Assange tienen que ver con la ley de espionaje y vienen derivados de publicar información confidencial que revela posibles crímenes de guerra cometidos por el Ejército de EEUU.

Preocupa el precedente que podría sentar esta sentencia. “La libertad de expresión y de prensa se verían puestos en riesgo”, dice la portavoz de AI. Por eso reclaman que no sea extraditado y que EEUU retire los cargos contra él. Pero lejos de esto, EEUU amplía el listado de delitos que pesarían sobre Assange.

Entre los documentos sacados a la luz por el fundador de Wikileaks, está por ejemplo el vídeo titulado “asesinato colateral” en el que se veía a soldados estadounidenses disparar a civiles desde un helicóptero de combate en Irak en 2007. Parte de esos documentos formaron parte también de la acusación contra Chelsea Manning y por los que no fue condenada. “No se puede perseguir a quien lo publica porque están denunciando una violación de derechos humanos que de otra manera no se habría podido conocer”, defiende Hernández.

AI lamenta que, sin embargo, quienes cometieron los delitos que salieron a la luz gracias a las filtraciones no han sido llevados ante la justicia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?