Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Inmigración

El primer día de clase de Mace: "Estoy feliz porque empiezan las clases y me gusta Canarias"

5 meses y medio después de llegar sola en patera a Gran Canaria hoy está ansiosa por ponerse su mochila de Piolín para ir al cole

Mace, la niña de 8 años que vive con una familia de acogida ya sabe hablar, leer, escribir y "soñar" en español

Es una de las casi 173.000 alumnos de Infantil y Primaria que vuelven este martes a las aulas en Canarias, entre ellos casi 700 menores que han llegado en pateras

Desde aquel día que bajó de la patera, con la ropa aún mojada por la travesía, hasta que esta mañana se ha colgado la mochila de Piolín, para ir por primera vez al cole en España, han pasado 5 intensos meses, casi 6.

La niña, de 8 años, que llegó sola en patera a finales de marzo al muelle de Arguineguín en Gran Canaria, en pleno confinamiento nacional por el coronavirus, vive dese entonces con una familia de acogida en esa isla, y hoy inicia un nuevo viaje, el de acudir a un colegio después de varios años sin hacerlo. La pareja, que forma parte de banco de familias acogedoras del archipiélago, cuenta en la SER que la "niña ha cambiado mucho con respecto a los primeros días que casi ni hablaba, ahora no para de preguntar, domina el español de manera increíble y está ansiosa por ir a clase", afirma orgullosa Vicky, la mamá de acogida .

En el calor de un hogar, ya curtido en la acogida de niños en desamparo, Mace es la cuarta en ser arropada Vicky e Iván, la pequeña habla ya por los codos; "Hola! Soy Mace, hoy estoy feliz porque empiezan las clases y me gusta Canarias", nos cuenta sonriente y con desparpajo, atreviéndose a describir el futuro que le gustaría" de mayor quiero ser bailarina y policía, me gusta estudiar matemáticas y ballet" le dice a Vicky.

Mace es una de las casi 173.000 alumnos de Infantil y Primaria que vuelven este martes a las aulas en Canarias, entre ellos casi 700 menores que han llegado en pateras. Ivan, su padre de acogida está "asombrado con la capacidad de aprendizaje de la niña, es capaz de mantener una conversación fluida en español en solo unos meses, es una pasada ", afirma. Vicky cree que "es una auténtica esponja, no para de preguntar, hoy mismo quería que le explicara que es un codo, porque está leyendo un libro sobre el cuerpo humano, es una niña demasiado inteligente. No sabía leer y escribir ni en francés y ahora casi opina el español en muy poco tiempo ", describe orgullosa de la niña costamarfileña, que en pleno confinamiento sorprendió a todos al llegar a Canarias en patera sin compañía de ningún familiar o amigo que la acompañara en esta travesía tan peligrosa.

Vicky , la mamá lamenta el aumento de episodios racistas aislados

"Que haya revuelo y otros comentarios (racistas) me parece triste y me da impotencia, mucha impotencia. Yo te puedo asegurar que soy muy feliz al tener a estas niñas (en su casa habitan otras dos niñas en acogida), que cada día aprendo, me río, lo paso estupendamente con ellas y ni miro la raza, la religión ni nada, simplemente que este bien, que tenga un sitio donde dormir, comida y que sea feliz", confiesa emocionada Vicky, contrariada por los aislados, pero cada vez más visibles episodios de racismo que ha vivido Canarias en las últimas semanas, con el ataque a pedradas incluido a un centro de menores en Gran Canaria o con el florecimiento de bulos xenófobos en las redes sociales.

"Tengo a una niña, Mace, que cada día nos cuenta la poca comida que tenía en casa, casos de maltrato, todo lo que vivió. El hecho de tener que salir de su país está cargado de argumentos, es por algo. Nosotros también fuimos emigrantes, nuestro antepasados, nadie sale de su país porque quiera, siempre es por algo", sentencia.

Dice esta veterana en la acogida de niños en situación vulnerable que Mace ya cuenta con desparpajo todos los detalles de su viaje desde Costa de Marfil a Marruecos y el posterior trayecto a Canarias en patera: "Dice que se tapaba con una manta para que el agua que pasaba por encima de la patera no la empapara y que en un momento dado llegó un barco grande y la rescató ", detalla Vicky.

Su padre biológico ya ha contactado con el Gobierno de Canarias para llevársela a Francia

Mace recibió hace unos días la visita de los técnicos del área del menor del Gobierno de Canarias para explicarle que su padre biológico quería verla, que les había contactado para hacerse cargo de ella, "se quedó un poco en shock, porque no se lo esperaba, se puso triste porque ella no conoce al padre y aquí está con nosotros muy bien. Dice que solo ha visto a su padre por videoconferencia, porque cuando ella nació él ya estaba en Francia, así que se ha quedado un poco contrariada, un poco triste porque nos dice que nos quiere mucho, pero claro, es su padre", describe Vicky.

"Estamos viendo y esperando informes de los servicios sociales internacionales y en cuanto haya la más mínima posibilidad de que pueda estar con su padre pues allí se irá ", confirma a la SER, Iratxe Serrano, la Directora General de Protección de la Infancia y la Familia del Gobierno de Canarias.

El de Mace fue uno de los casos más impactantes entre las llegadas de menores no acompañados a Canarias desde el inicio del estado de alarma. En estos 6 meses son más de 150 niñas y niños los que han llegado en similares circunstancias y que han sido acogidos por el gobierno del archipiélago en centros o en familias como la de Vicky e Iván, un hogar desde donde Mace ha salido hoy feliz a por nueva ruta vital, el aprendizaje en un colegio español.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?