Martes, 27 de Octubre de 2020

Otras localidades

Festival San Sebastián

Isabel Coixet: "Si eres mujer, van a encontrar 50.000 maneras de minimizar lo que haces"

La directora reflexiona sobre su carrera y su universo cinematográfico tras recibir el Premio Nacional de Cine

 La directora y guionista catalana, Isabel Coixet, agradece el Premio Nacional de Cinematografía 2020

La directora y guionista catalana, Isabel Coixet, agradece el Premio Nacional de Cinematografía 2020 / Juan Herrero (EFE)

Referente imprescindible, dice el fallo del jurado, ¿tú te sientes así?

Imprescindible no, desde luego. Referente soy consciente porque veo que muchas chicas en las escuelas de cine de alguna manera sí que piensan que si esta tipa lo consigue, nosotras también. Para eso están los referentes. Yo también los tuve en mi momento. Imprescindible no hay nadie, no nos pongamos aquí trascendentes. Imprescindible no soy, pero referente sí.

Valiente por asumir riesgos, ¿con eso te ves más identificada?

Yo me veo más bien cabezota, testaruda y desobediente. Esas tres cosas son las que me caracterizan. ¿Qué es la valentía en sí? Mucha gente me dice que soy valiente pero yo no me veo nada así. Todo lo que hago o digo tiene que ver con las cosas que pienso. Y cuando las he pensado y después no, pues sí he dicho, ahí he estado equivocada y rectificar. En ese sentido no he tenido nunca problema. Pero no vayamos a poner aquí heroísmos.

De padre obrero y madre ama de casa, tú siempre dices que solo una generación te separa del hambre…

Sí, como le decía Anthony Hopkins a Jodie Foster en ‘El silencio de los corderos’. Para mí, las historias de mi padre de pasar hambre, hambre, hambre real, yo las recuerdo, siempre digo que no había nada en mi ADN ni en mi familia que me vincular al cine. Muchas veces, sobre todo la gente que empieza, piensa en los hijos de… Claro, Sofía Coppola, sí, su padre era director, su abuelo compositor, su tío Nicolas Cage. Pero también pienso que tiene mucho talento. Evidentemente si tienes más vínculos, lo tienes más fácil, pero luego en la vida no hay nada que sea fácil.

¿Estos premios alimentan tu ego o no? Porque siempre te has quejado de los golpes que te han dado, aquí por ejemplo, en San Sebastián, con tu primera película

Ayer estuve tomándome un café y pensando en ese momento de estar aquí hace 30 años, con la ilusión de hacer una película y estar en San Sebastián. Y luego abrir los periódicos y pensar, no me envían al gulag porque no hay. Al final son cosas que forman parte de tu vida y, cuidado, que no fue la última vez que estuvieron a punto de enviarme al gulag, pero no sé, hacemos cine, es importante que lo recordemos. Es muy importante creer en lo que haces cuando lo estás haciendo pero pensar que hacer cine es imprescindible, esa cosa que tenían los Cahiers du Cinema, de que es lo mejor de la vida, pues oiga, mire no, la vida es mejor que el cine.

¿Y qué te hace tener los pies en la tierra fuera de una burbuja?

Una lucidez que yo ya tenía de pequeña, intentar en la medida de lo posible engañarme lo menos que puedo. Todos nos tenemos que engañar para vivir por algo fundamental, que es que nos vamos a morir. Te pasas la vida como pasando de lado.

En una filmografía tan diversa hay algo común, esa mirada a la soledad, la intimidad, al estar con uno mismo, ¿por qué?

Pues no lo sé, me lo he preguntado mucho, por qué estos temas y no otros. Yo soy una fanática de la ciencia ficción, de hecho las primeras cosas que escribí son bastantes relatos de ciencia ficción, y es algo que luego no he explorado en el cine. Es curioso, quizás un momento de adolescencia donde leías a Asimov o Phillip K. Dick, y querías imitar eso. Supongo que es un territorio natural, cada uno encontramos territorios donde nos sentimos más cómodos. ¿Por qué? Pues no lo sé.

¿Cómo se hace cine en libertad pero con el público en mente?

Tienes presente al público cuando tú misma eres buen público. Soy una persona que procuro y me encanta ver películas de todos tipo, y soy también consumidora de cultura pop, de cosas inconfesables. Uno de los grandes logros de mi próxima película, ‘Nieva en Benidorm’, es que he conseguido meter un tema de Baccara, ‘Yes, sir, I can boogie’, que siempre me ha encantado y por fin he conseguido meterlo en una película. Soy buen público, con lo cual pienso que, de alguna manera no específica, sí que tengo en cuenta al público. Al menos, a un determinado tipo de público con el que sé que conecto.

Te llamarán titiritero, lacayo… decías en tu discurso

Sí, te llamarán de todo menos bonito

¿Cómo es tu relación con esas críticas? ¿Estás pendiente de los comentarios en las redes sociales?

Solo tengo Instagram y me planteo cada cinco minutos dejarlo. Al final es Facebook, propiedad de ese señor que parece un robot, el Mark Zuckerberg, y te planetas esto para qué sirve. Qué clase de filosofía está permeando en el mundo a través de estas redes. Si estuviera pendiente de los comentarios, mi vida sería terrible. Hay que blindarse, saber que hay gente con la que conectas y gente que no te traga, peor para ellos.

¿Y cuando hay alguien que sale a decir que este es un premio político?

¿Político? Si eres una mujer, van a encontrar 50.000 maneras de minimizar lo que haces y ya llevo muchos años escuchando esto. Qué le vamos a hacer. No te puedes meter, ni voy a permitir que la gentuza marque mi agenda y mis reacciones. Evidentemente si me lo encuentro de frente, y me lo veo delante de mí, claro que me sienta mal. He adquirido el hábito de pasar, cuánto tiempo libre tiene la gente, si toda esta energía en destrozar al prójimo se empleara en otras cosas, seguro que el mundo sería un mundo mejor.

Y tu faceta como productora, ¿te sirve parra mostrar tu compromiso?

Me encantaría tener muchos más recursos para apoyar muchas más cosas. Me llegan proyectos muy bonitos y es una lástima, porque no puedo. En la medida en que puedo marcar la diferencia, me meto en ese proyecto.

¿Qué podemos esperar de ‘Nieva en Benidorm’?

Ya está casi acabada, estuvimos muchos meses parados, faltan tres toques y estará lista para inaugurar la Seminci. Cuando la escribí y la estábamos rodando, se hablaba un poco del inicio de la pandemia, y es curioso cómo hay cosas que encajan en este mundo extraño, kitsch, contradictorio y brillante de Benidorm. Yo creo que Benidorm nunca ha salido tan bonito como en la película.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?