Hoy por HoyHoy por Hoy
Actualidad

Éxodo de profesionales y desigualdad salarial: los problemas para la falta de enfermeras en España

España es uno de los países del mundo con menos enfermeras por médico

Las comunidades autónomas con mejor remuneración son País Vasco, Asturias y Murcia, con 2.400 euros brutos al mes

Éxodo de profesionales, desigualdad salarial y especialidades sin catalogar: los problemas para la falta de enfermeras en España

Éxodo de profesionales, desigualdad salarial y especialidades sin catalogar: los problemas para la falta de enfermeras en España

04:46

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1600934419_476_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

En España hay en torno a 290.000 enfermeras. La media de Europa es de 8 o 9 profesionales por cada mil habitantes. Dinamarca, por ejemplo, tiene 17; Finlandia, 15; Irlanda, 12. En España estamos entre 5 y 6, solo por delante de Chipre y Grecia.

Por tanto, para cumplir el estándar europeo nos harían falta unas 120.000 enfermeras. Fuera de España están trabajando unas 20.000 profesionales y el paro en este sector, con algunas fluctuaciones entre verano e invierno, ronda el 1%.

España, por debajo de la media en número de enfermeras por cada médico

Otro de los parámetros que se utilizan para dimensionar el sector es “el número de enfermeras por cada médico”. España es uno de los países del mundo con menos enfermeras por médico. La media Europea es de 70-30 y está considerada la más eficiente sobre todo en el ámbito hospitalario, porque las enfermeras tienen que cubrir los tres turnos (mañana, tarde y noche), mientras que los médicos sólo cubren uno de ellos. Pero en España trabajan en el sistema un 58% de enfermeras frente a un 42% de facultativos. Un dato curioso nos lleva a Murcia. En esta comunidad hay más médicos que enfermeras.

Cada año se gradúan unas 10.000 enfermeras (son cuatro años de carrera) y cuando acaban pueden hacer el EIR (Enfermero interno residente), que son dos cursos, pudiendo optar por siete especialidades: matrona, pediatría, geriatría, familiar y comunitaria, salud laboral, salud mental y médico-quirúrgica. Sin embargo, esta última especialidad se aprobó hace quince años pero todavía no se ha desarrollado pese a la cantidad de enfermeras que trabajan en quirófanos o UCI.

Hay ya 47.000 profesionales que tienen su título de especialista pero a excepción de las 9.000 matronas que sí tienen su puesto, el resto “no lo tiene definido”, es decir, aunque lo ocupe y lo ejerza, no lo cobra. No están catalogadas las especialidades en la administración.

La comunidad que más enfermeras tiene dobla la ratio de la que tiene menos. Navarra, con 868 profesionales por cada 100.000 habitantes, frente a Murcia, con 429 enfermeras por cada 100.000 habitantes. La media de España está en 586 y por debajo, a parte de Murcia, están Castilla-La Mancha, Baleares, Galicia, la Comunidad Valenciana y Andalucía.

El 30% de las enfermeras que trabajan en hospital no tienen contrato fijo. Tampoco el 40% de las que trabajan en urgencias extrahospitalarias o el 20% de las que trabajan en centros de salud.

Los sueldos, sin datos oficiales

Sobre los sueldos, ni siquiera el colegio ofical tiene datos. Lo más cercano a la realidad lo han aportado unos profesionales que han montado un grupo de Telegram “Enfermería de madrid unida” donde ya son más de tres mil profesionales, que han estado recopilando nóminas de diferentes comunidades para conocer las diferencias y poder, al menos, reivindicar la igualdad de salario.

Las comunidades autónomas con mejor remuneración son País Vasco, Asturias y Murcia, con 2.400 euros brutos al mes, mientras que las que peor pagan son Andalucía y Madrid, donde no llegan a los 2.000 brutos al mes.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad