Martes, 20 de Octubre de 2020

Otras localidades

LA VENTANA DESDE MEGA

Abdou pudo ir al funeral de su madre gracias a la colecta solidaria de un bar de A Coruña

Una colecta organizada por los trabajadores del bar 'El Chaflán' permitió a Abdou, vendedor ambulante en A Coruña, viajar a Senegal para despedir a su madre

A principios de marzo, antes de que la pandemia diese un vuelco al ritmo de la actualidad, en La Ventana contamos la historia de Anuska, copropietaria del bar coruñés ‘El Chaflán’. Este local, en sus 26 años de historia, ha formado una comunidad de clientes no muy distinta de una “familia”, según las propias palabras de Anuska. Uno de los miembros más queridos de esta familia es Abdou, un senegalés que lleva quince años viviendo en A Coruña, dedicado a la venta ambulante. El pasado invierno, la madre de Abdou falleció en Senegal, y los dueños de ‘El Chaflán’ organizaron una colecta solidaria para sufragar los gastos del viaje.

Hoy, La Ventana se ha desplazado a A Coruña para conocer más de cerca la realidad de la ciudad y de sus habitantes. Abdou y Anuska han venido a visitarnos para relatarnos esta historia de solidaridad. Según nos ha contado la copropietaria del bar, la comunidad de clientes se volcó en la colecta para ayudar a Abdou. Pero no sólo eso, en palabras de Anuska, “vino a colaborar gente desde la otra punta de la ciudad, gente que no conocíamos de nada, que se enteró por el boca a boca”.

Abdou, como no podía ser de otra manera, no tiene más que palabras de cariño y agradecimiento para los coruñeses, especialmente para los trabajadores de ‘El Chaflán’, donde es cliente habitual. “Son muy buenos, me ayudan y me quieren mucho”, ha dicho. Abdou llegó al entierro de su madre, e incluso pudo comprarle una lápida, algo que no es muy común en su país. El dinero de la colecta incluso superó los gastos del viaje. El excedente fue enviado a su familia, a la que mantiene y con la que tuvo que pasar el confinamiento.

Afortunadamente, ‘El Chaflán’ no ha sufrido en exceso los efectos del confinamiento y de las restricciones de aforo provocadas por la pandemia del coronavirus. En palabras de Anuska, están “jodidos pero contentos”. La conclusión de sus propietarios es que esta historia es una prueba fehaciente de la comunidad tan estrecha que se crea en torno a los bares en nuestro país. Tal y como lo ha expresado su propietaria, “España vive en los bares. Se crean familias, y las familias se ayudan”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?