Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Francia plantea eliminar el anonimato de las redes sociales para atajar los mensajes de odio

El profesor de Derecho Digital de la Universidad Villanueva, Borja Adsuara, asegura que el peligro de una medida así es que se limite la libertad de expresión y todo lo que se considere discurso de odio se borre aunque no llegue a constituir un delito de odio

Homenaje a Samuel Paty, el profesor decapitado a las afueras de París por enseñar caricaturas de Mahoma en una clase sobre libertad de expresión.

Homenaje a Samuel Paty, el profesor decapitado a las afueras de París por enseñar caricaturas de Mahoma en una clase sobre libertad de expresión. / Siegfried Modola (Getty Images)

El Gobierno francés quiere que las redes sociales se tomen más en serio la lucha para atajar los mensajes de odio que circulan en sus plataformas porque considera que han tenido un papel relevante en el atentado yihadista contra el profesor que enseñó unas caricaturas de Mahoma en clase. El ministro de Justicia habla incluso de eliminar el anonimato en las redes, aunque reconoce que es difícil hacerlo sin tocar la libertad de expresión. Dice que hay que actuar a nivel europeo porque la legislación actual sobre los contenidos online se basa en una directiva sobre comercio electrónico del año 2000.

En Hora 25 hemos hablado con Borja Adsuara, profesor de Derecho Digital de la Universidad Villanueva, que asegura que "en redes sociales no hay anonimato, sino cuentas con seudónimos que la gente cree que son anónimas y muchas veces no lo son tanto".

Adsuara ha explicado que un juez que investiga un delito ya puede pedir a una red social que identifique los datos que tiene de un usuario y levantar el seudónimo de una cuenta para saber quién está detrás. "Otra cosa sería no admitir cuentas seudónimas, obligar a que alguien de sus datos verdaderos al registrarse en la red social aunque luego utilice un seudónimo. Pero con los datos que ya tienen -que son esencialmente la IP desde la que se conectan y los mensajes que se intercambian- ya se ha identificado a más de un tuitero que ha cometido un delito en la red social".

"El odio no está en las redes sociales, sino en la naturaleza humana. Y a mí lo que me da miedo es que nos pasemos de frenada y aprovechando esto, se limite la libertad de expresión en redes sociales y todo aquello que suene de mal gusto se considere discurso de odio y se borre, aunque no llegue a constituir delito de odio. No debemos olvidar que odiar no es delito porque si lo fuera las cárceles estarían llenas, por ejemplo, de aficionados al fútbol. El delito de odio del Código Penal es la incitación a la violencia contra un grupo y además, normalmente, vulnerable. Lo que se protege es el valor de la tolerancia y la convivencia pacífica", ha añadido.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?