Sábado, 28 de Noviembre de 2020

Otras localidades

La dialéctica de la triada

Abrochen sus cinturones, pongan sus respaldos en posición vertical y plieguen sus bandejas, por si el presidente del PP, Pablo Casado, despegara mañana con su intervención.

La dialéctica tiene sus normas, a tenor de las cuales las cosas deben decirse en columna de a tres. Así se explica, por ejemplo, que haya de reconocerse el acierto de José María Aznar cuando como aspirante al poder dio en acuñar, de la mano del nunca bien ponderado Miguel Ángel Rodríguez "Rodri", la triada contundente de “paro, despilfarro y corrupción” como abreviatura sumarísima de los 14 años de gobierno socialista, a cuya declinación reiterada añadía el estrambote de ¡váyase, señor González!

Pues bien, esta mañana en el pleno del Congreso donde se sustanciaba la moción en la que se buscaban las vueltas el censor, Santiago Abascal, y el censurado, Pedro Sánchez, éste último ha intentado esa misma cadencia en trípode de “odio, furia y choque” pero no ha funcionado, porque el último de los tres vocablos es el más débil y carece de la onda expansiva que generaba el término corrupción con el que remataba "Ánsar".

Cuánto mejor hubiera funcionado la dialéctica del censor si se hubiera limitado, sin más, a encadenar las lindezas que su antagonista Pedro Sánchez ha dedicado a Pablo Manuel Iglesias, su vicepresidente segundo, sin añadir comentario alguno. Ahora, señores pasajeros, abrochen sus cinturones, pongan sus respaldos en posición vertical y plieguen sus bandejas, por si el presidente del PP, Pablo Casado, despegara mañana con su intervención. Atentos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?