Sábado, 05 de Diciembre de 2020

Otras localidades

"Fotografiar la inmigración de cerca permite mostrar personas y no nos están dejando en Arguineguín"

El fotoperiodista y premio Pulitzer, Javier Bauluz, denuncia en La Ventana las restricciones que impiden a los fotógrafos documentar el drama migratorio en el campamento del muelle grancanario de Arguineguín donde se hacinan más de un millar de personas

Hay un refrán que dice "Ojos que no ven, corazón que no siente". Y esa expresión puede aplicarse a lo que está ocurriendo en el muelle de Arguineguín, en Gran Canaria, convertido desde hace semanas en el epicentro de la inmigración de la denonimada ruta canaria. Allí, ante la saturación de los centros de inmigrantes de las islas, se ha tenido que instalar un campamento provisional para acoger a los centenares de inmigrantes que a diario llegan a la costa a bordo de precarias embarcaciones. Según los últimos datos de Cruz Roja, la pasada anoche ya han pernoctado allí más de un millar de personas.

Es una realidad dramática que sin embargo no se está mostrando por la sencilla razón de que los fotógrafos no pueden documentarla. Es la denuncia que ha hecho esta tarde en La Ventana, el fotoperiodista Javier Bauluz, el primer español galardonado con un premio Pulitzer. "Es surrealista, en 25 años cubriendo inmigración es la primera vez que me encuentro con algo así, con órdenes de Interior a la policía para mantener a los fotógrafos alejados sin poder trabajar". 

Es moneda común en la profesión aquello de "si tu foto no es suficientemente buena es que quizá no te acercaste lo suficiente". Y eso es lo que reclama Bauluz. "No es una mera cuestión de defensa de la libertad de información y del derecho de los ciudadanos a recibir esa información. Es que captar o no una realidad en unas u otras condiciones interfiere en el mensaje. Yo llevo toda la vida intentando mostrar a personas y eso solo puedes hacerlo si te acercas lo suficiente, captas los rostros, las expresiones, captar una imagen así permite humanizar y generar empatía con la realidad que se muestra. Lo contrario, fotografiar a distancia puntos o masas informes en las que no se reconoce a seres humanos es lo que sirve como caldo de cultivo para la ultraderecha y determinados mensajes xenófobos. Esas imágenes son las que usó la tendencia del miedo en Reino Unido para fomentar el triunfo del Brexit, por ejemplo, uniéndola al mensaje de "nos invaden", denuncia Bauluz. 

El fotoperiodista, que lleva once días en la zona sin haber podido hacer prácticamente ni una sola fotografía en condiciones dignas para su publicación, asegura que nadie les ha dado una explicación medianamente razonable. "Simplemente la policía tiene órdenes de alejarnos". Hasta ahora esa distancia era de unos 150 metros hasta el muelle pero esta mañana, dice Bauluz, se les ha conminado a alejarse todavía más. 

"Solo pedimos aproximarnos para poder documentar lo que está ocurriendo, es acercarnos a diez metros de la barandilla, en un lugar en el que no molestamos ni interferimos nada y desde el que podamos hacer nuestro trabajo. Pero lo que no se ve, no se siente. Y eso es grave, por eso estamos preparando un escrito de protesta", ha explicado. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?