Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

James Bond existió y fue un espía británico

El Instituto Polaco de la Memoria Histórica ha desclasificado la ficha de James Albert Bond, un capitán del ejército británico que en 1964 fue enviado a la embajada del Reino Unido en Varsovia

James Bond vivió y fue un espía del Imperio Británico. Este ha sido el hallazgo conocido recientemente por el Instituto Polaco de la Memoria Histórica, que ha desclasificado la ficha de James Albert Bond, un capitán del ejército británico que en 1964 fue enviado a la embajada del Reino Unido en Varsovia como secretario y responsable del archivo, pero con la misión real de infiltrarse en las instalaciones militares secretas polacas y recopilar información para las autoridades británicas en el contexto de la Guerra Fría.

Bond nació en Devon en 1928 (veinte años antes que Ian Fleming, el creador del personaje de 007). Aunque, según su descripción física, no tenía mucho que ver con el personaje cinematográfico, pues se le describe con algún kilo de más, y con entradas en un pelo, eso sí, engominado al estilo de Sean Connery. Sin embargo, parece que las casualidades no se ciñen al nombre, pues también parecía tener una pasión por el gintonic. ¿Nos falta algo? Pues sí: James Albert Bond tenía cierta reputación de mujeriego. La ficha que las autoridades polacas elaboraron del espía se refiere a un tipo "hablador pero prudente e interesado en el sexo opuesto".

No parece que este Bond desempeñase una labor impecable en su trabajo, pues los documentos ahora publicados señalan que los servicios de contraespionaje polacos sospecharon pronto de su identidad, sometiéndolo inmediatamente a estrecha vigilancia, lo que le impidió lograr realizar su misión de informar a su gobierno sobre instalaciones militares en la Europa del Este. Fue retirado abruptamente de este puesto en 1965, once meses después de iniciar su espionaje, y en el mismo año en que murió Ian Fleming.

Sin embargo, a pesar de tan rocambolesca casualidad, no resulta probable que el escritor se inspirase de ninguna manera en este espía para crear su famoso personaje, ya que la primera película de 007, Dr No, se había estrenado dos años antes de la llegada a Varsovia del Bond de la vida real. Con este descubrimiento tendrán que conformarse los seguidores de la saga, ya que hace pocas semanas, los productores de ‘No Time to Die’, la nueva película de Bond, confirmaron su aplazamiento a 2021 debido a las restricciones que sufren las salas de cine.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?