Martes, 01 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Ocho de cada diez organismos públicos culturales están dirigidos por hombres

Un estudio encargado por el Ministerio de Cultura y Deporte revela la desigualdad existente en las instituciones públicas del sector

La brecha de género en España sigue siendo un problema al que no se le atisba una solución cercana. Si ayer conocíamos el estudio realizado por el instituto de la Mujer, que concluía que el 38,5% de las campañas comerciales de juguetes representan roles de género tradicionales; hoy es el turno de los puestos de dirección de las instituciones culturales públicas. Un informe encargado por el Ministerio de Cultura y Deporte al Observatorio de Creación y Cultura Independiente revela que el 82% de los organismos públicos del sector están dirigidos por hombres.

El estudio ha examinados los altos cargos de gestión de cincuenta instituciones entre los años 2000 y 2018. Los datos esclarecidos demuestran que las disposiciones de la ley orgánica para la Igualdad de 2007 han resultado ineficaces en la práctica. Y la cifra es aún peor en el caso de los patronatos, puesto ocupado por un 73% de hombres. Además, aunque la relación es, en principio, indemostrable, resulta cuando menos sospechoso que la inmensa mayoría de las obras compradas o financiadas por las principales instituciones culturales sean producidas por hombres.

El estudio ha sido dirigido por Fátima Anllo, que ha pasado hoy por los micrófonos de La Ventana para desmenuzar sus principales conclusiones. Su reacción no ha sido de sorpresa, ya que señala que las personas que llevan años trabajando en el sector “saben que existen sesgos, como en cualquier ámbito social”, pero este estudio ha servido para “dimensionarlo y analizar el funcionamiento de la ley”. Por otro lado, Fátima ha querido reconocer la “valentía del Ministerio a la hora de estudiarse a sí mismo”.

“En algunos campos la ley sí se ha demostrado eficaz. Por ejemplo, en los órganos de gestión colaborativa entre la administración y los actores culturales hay una representación equilibrada”, matiza Fátima. La contradicción se encuentra, tal y como nos ha explicado, en que “hay campos donde la presencia de mujeres es mayor, como los museos o las bibliotecas, pero en los roles de dirección y los altos cargos de la administración hay una abrumadora mayoría de hombres”. Es decir: a más poder, menos mujeres.

En cuanto a la influencia en estos datos del techo de cristal y la imposibilidad de conciliación, Fátima destaca el concepto de la “igualdad de la mujer necesaria”. Este término ilustra el fenómeno demostrado según el cual, cuando se necesitan mujeres para un determinado puesto, como puede ser las solistas con un determinado tipo de voz, la presencia de mujeres es, lógicamente, superior. Sin embargo, cuando la selección para el puesto es libre, “el sistema pone trabas a las mujeres para que puedan progresar”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?