Lunes, 19 de Abril de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine | REPORTAJE

'Ondina', la mujer que desafía al mito

Christian Petzold dirige una estimulante revisión de la mujer de las aguas, condenada a un amor eterno o la muerte, con una reflexión política y social a través de la arquitectura. Paula Beer deslumbra con su interpretación de esta ninfa del siglo XXI

Paula Beer y Franz Rogowski, protagonistas de 'Ondina'

Paula Beer y Franz Rogowski, protagonistas de 'Ondina' / GOLEM

Según la mitología griega, la mujer de las aguas solo adoptará forma humana y alma cuando se case. Morirá si vuelve a tener contacto con el agua y si su marido la traiciona, le es infiel, deberá matarlo. Es el mito de Ondina que el romanticismo alemán recuperó en el siglo XIX con varias versiones y el cine y la literatura han adaptado de forma libre, desde el cuento de La sirenita de Andersen a Oswar Wilde. Ahora el director Christina Petzold reformula esta historia desde otra mirada. “Hablé con Nina Hoss, que es una actriz muy intelectual, sobre la relación del director y las actrices, las proyecciones del artista masculino, la subjetividad, la idea de musa. Ondina es una proyección masculina, del deseo masculino. Me leí el libro de un catedrático suizo sobre esta figura en la historia de la literatura y a los tres años leí también la Ondina de Ingeborg Bachmann, con un punto vista distinto al mito, en la que ella estaba hablando, pensando… Y ahí encontré mi punto de vista para narrar esta relación”, explicaba el director en el marco del Festival de Sevilla.

La Ondina del siglo XXI es una historiadora que vive en Berlín y trabaja de guía en un museo de maquetas. Su novio acaba de dejarla y ella deberá vengarse y matarlo, pero esta Ondina desafía, por accidente, al mito, y conoce a otro chico, un buceador industrial, del que se enamora rápidamente. Un amor sobre las cenizas del anterior, un amor pasional, físico e intelectual es el que componen los actores Paula Beer y Franz Rogowski en este tour de force contra la maldición. La actriz, de presencia magnética y resbaladiza, camina entre lo terrenal y lo mágico en una propuesta cinematográfica impresionista revestida por una sutil aura fantástica.

El cine de Petzold, autor de cintas como ‘Barbara’, ‘Phoenix’ o ‘En tránsito’, combina historia política y relaciones amorosas en un diálogo con el presente. En este caso es la arquitectura de Berlín la que le permite reflexionar sobre del desarrollo urbano de la ciudad. “Para mí vivir en una ciudad grande es complejo, y en esta situación compleja se tiene el pasado y el presente a la vez. Cuando salgo a la calle, hay adoquines con nombres de judíos asesinados por los nazis. Tienes la historia y tienes el presente, el capitalismo nuevo que ha destruido la ciudad comprando y vendiendo casas como acciones. Esa complejidad del pasado y el presente a la vez en el mismo espacio me interesa”

Con Ondina, la dimensión política de su cine resuena en la Alemania contemporáneo bajo dos ideas: la función siempre va por delante de la forma y un cuestionamiento de la idea de progreso en un sistema capitalista que lo engulle todo. “Ondina dijo que la idea de progreso no es posible porque nuestra realidad nos dice esto, que no hay evolución ni historia. El capitalismo nunca va a parar, eso es lo que pasa en las ciudades. Ondina es un personaje romántico y está triste por esto. En el siglo XIX era un mito muy muy famoso en Alemania justo cuando el país se estaba convirtiendo en una nación industrializada. Y todo era dinero, ganar dinero, y la ciencia, y dónde quedan entre todo eso los cuentos, la belleza, los escritores románticos”.

El director reimagina así el cuento de hadas desde una perspectiva femenina, que no feminista, en una travesía humana y a la vez fantasmal por el amor y la muerte. Un poético thriller romántico con el que Petzold ganó los premios a mejor director y montaje en el Festival de Sevilla. “El cine siempre me recuerda a historias antiguas, como cuando algo empieza. Tenemos una narración, los cuentos de hadas, literatura, historia, cine… sentir que algo ocurre. Cuando algo muere, siento que nos recuerda al principio. Tengo la sensación de que el mundo capitalista está en una crisis importante, entre ricos, pobres, el medio ambiente… Y parte del cine nos hace acordarnos de la época en la que todo empezó pero algo cambió. La Ondina del siglo XIX no es de la del siglo XXI, ella es ya independiente de la subjetividad masculina, y ha encontrado una identidad propia. Es una personaje muy moderno de cuento de hadas”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?