Martes, 09 de Marzo de 2021

Otras localidades

Bitcoin, manual de uso

El bitcoin se mueve en máximos históricos después de haber incrementado su valor un 295% desde que comenzó la crisis del covid. Analizamos sus riesgos y oportunidades con José Luis García, de EY.

Sacuden el sistema y pueden cambiar el modelo comercial de la banca, pero hay que tener cuidado con que no afecten a la confianza y la estabilidad del sistema. Esa es la opinión que a Christine Lagarde, presidenta del BCE, le merecen las criptodivisas.

Ahora, nuevamente, el bitcoin vuelve a situarse en el centro de todas las miradas: ha subido un 295% desde que la crisis del coronavirus comenzó a extenderse por Europa pero, advierten los expertos, invertir en bitcoin es una apuesta a todo o nada. Nació en 2009, como la “primera moneda descentralizada”, no se emite en bancos centrales y no tiene una autoridad central que lo respalde: se emiten monedas de forma limitada con procedimientos matemáticos en un proceso que se conoce como “minado de Bitcoins”, un proceso que limita a 21 millones de unidades y este límite de oferta el que define su precio en función de la demanda. Más haya de los beneficios que pueda reportar, tres son los riesgos principales que esta criptodivisa, que nació sin ningún valor y ahora cuesta más de 19.300 dólares, puede presentar: la sobrevaloración, los fallos de diseño y la volatilidad.

Raúl Marcos, Ceo de Carbono.com, señala que es difícil darle "un valor concreto". "Hay algunas estimaciones que circulan por ahí que, obviamente, como todo el mundo queremos que valgan muchísimo, pues se comparten, pero en mi opinión es casi imposible saber si va a estar en 100.000, en 200.000 o en 3.000 en el futuro. Yo sí que creo que valdrá más, porque después de varios años, parece que las piezas están encajando" señala Marcos en Hora 25 de los Negocios.

José Luis García, experto en criptomonedas de EY, señala, por su parte, que "a parte de que es una moneda descentralizada, que tiene edición limitada, que no está tutelada por un organismo oficial y que no está regulada, se une que ese tipo de activos digitales son monedas de las que hay muy poca liquidez, hay enormes importes de criptodivisas en manos de muy pocos inversores, con lo cual, además de regirse por la ley de la oferta y la demanda y no estar regulada para evitar esos saltos en la volatilidad de la misma, los movimientos de estos propietarios de criptodivisas pueden hacer bajar, o subir, una criptodivisa en cuestión de segundos. Es una inversión muy arriesgada".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?