Domingo, 28 de Febrero de 2021

Otras localidades

LA PIZARRA DE RUIZ

Las cuentas reales de la regularización de Juan Carlos I

El rey emérito pagó a Hacienda 678.393,72 euros para regularizar su situación fiscal y esa cuantía permite sacar muchas conclusiones sobre cuánto dinero se dejó sin declarar y de qué fondos ha dispuesto

El rey emérito Juan Carlos I presentó este miércoles una declaración complementaria por un total de 678.393,72 euros en la Dirección General de Tributos de la Comunidad de Madrid. Según el despacho de abogados del monarca, ese dinero salió de la cuenta bancaria personal del empresario mexicano Allen Sangines, que durante al menos tres años, ha ido regalando al rey emérito unos 800.000 euros que no habían sido declarados todavía por lo que ha declarado  alrededor del 84% del dinero recibido.

Sólo hay dos formas de regularizar ese dinero:

- FORMA 1 DE REGULARIZACIÓN: que se declare todo como una donación. Esas donaciones ascenderían –según un cálculo de Gestha para la SER—a más de 1.602.859 euros de fondos no declarados. Regularizar por esa vía tiene dos peligros: la ley exige que la declaración ha de ser “veraz” y –sobre todo—“completa” para que surta efecto y Fiscalía ya ha dicho que sospecha que el dinero de las tarjetas del rey fue sólo una parte del dinero recibido, así que para evitar líos legales, lo más seguro es la segunda forma de regularización.

- FORMA 2 DE REGULARIZACIÓN: que esto se regularice por IRPF, como un incremento patrimonial. Este es el escenario más factible y significa que Juan Carlos I ha dispuesto dispuso de entre 1.207.000 y 1.244.174 euros que nunca declaró. Ésta es la primera conclusión: su incremento patrimonio superó el 1.200.000 euros en dos años. Eso, además, implica que el rey ha ocultado a Hacienda lo que salda ahora: entre 525.000 y 541.000 euros en dos años. Implica también que paga un recargo de entre 105.000 y 108.000 euros e que –en intereses de demora—el monarca paga sólo entre 28.000 y 48.183 euros.

En total, según los cálculos de los técnicos de Hacienda, el rey ha ocultado patrimonio por valor de hasta, concretamente, 1.244.174 euros.

1.244.174,23 1.207.300,12 INCREMENTO PATRIMONIO NO JUSTIFICADO
a partes iguales IRPF 2016-2018 TODO EN IRPF 2016  
541.215,79 525.175,55 CUOTA DIFERENCIAL IRPF (*)
108.243,16 105.035,11 Recargo por declaración extemporánea
28.934,77 48.183,06 Intereses de Demora
678.393,72 678.393,72 TOTAL

(*) Diferencia entre la cuota nueva al complementar el incremento patrimonial no justificado con sus rentas obtenidas y patrimonio personal y la cuota declarada en su día

Fuente: Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

¿Qué procedimiento se sigue habitualmente?

La Agencia Tributaria podría haber abierto un expediente. Lo ha hecho al descubrir por informaciones periodísticas que algunos futbolistas tenían contratos de esponsorización.

Las primeras informaciones periodísticas sobre estas irregularidades aparecen en la prensa en 2017 pero no se ha hecho. Si se hubiera hecho, el procedimiento normal es este:

- Primero se comunicaría al rey la inspección, con acuse de recibo

- Después, se le debería haber notificado el ejercicio bajo investigación y advertido de las consecuencias: cualquier pago ya sólo tendría efectos de depósito pero no cerraría la causa

- Y, por último, se le debería haber citado para reclamarle tres cosas:

1) Medios de pago, contratos o documentos que prueben las transferencias recibidas

2) Saldos de cuentas corrientes

3) Identificación de todas las cuentas de que fuera titular o fiduciario. Ésta es la clave, porque sin la causa de Hacienda esto se deja de hacer.

Que no haya habido inspección de Hacienda es clave porque evita esas dos cosas: no se sabe ni cuánto dinero tiene en cuenta el Emérito ni cuántas cuentas tiene.

¿Por qué no se ha abierto esa investigación?

Llegados a este punto, hay dos escuelas:

- Los que acusan a la Agencia Tributaria de falta de diligencia intencionada porque el apellido que vuelve a aparecer es Borbón, como ya pasó con la infanta.

- Y la Agencia y los propios inspectores que citan el artículo 251.2 de la Ley General Tributaria que prohíbe iniciar procedimiento administrativo cuando hay causas judiciales en curso. Aunque el rey no está siendo personalmente investigado, argumentan, las tramas que lo rodean sí estaban bajo investigación judicial y no se podía iniciar esa inspección, dicen.

Las razones por las que Hacienda "no ha dado trato de favor" al rey emérito

Ramsés Pérez Boga, presidente de Inspectores de Hacienda del Estado, ha explicado en Hoy por Hoy las razones por las que es la Justicia la que toma diligencias y no la Agencia Tributaria. "La Agencia Tributaria podría intervenir, pero dejando que sean la fiscalía y los jueces lo que es derecho y lo que no", señala Ramsés. En este sentido, para el inspector de Hacienda, “no ha habido trato de favor” a Juan Carlos I porque “han sido las autoridades judiciales las que han tomado la delantera. Además, explica Pérez Boga que cuando la Agencia Tributaria tuvo constancia de la situación, los indicios del rey se obtuvieron a través de un juzgado, en este caso el Tribunal Supremo, por lo que “la Agencia Tributaria no pudo iniciar acciones”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?