Lunes, 01 de Marzo de 2021

Otras localidades

'Saint Maud', el terror más psicológico inspirado en los clásicos de Polanski y Bergman

Rose Glass escribe y dirige una de las grandes sorpresas de este 2020 que ya despertó los halagos durante su paso por Sitges

Fotograma de 'Saint Maud'

Fotograma de 'Saint Maud' / Sony Pictures

Tras unos años en los que el cine de terror se ha visto repleto de sagas y películas comerciales que se basaban casi más en el gore que en el tradicional terror contenido, últimamente parece que llega una nueva oleada de directores que han bebido de clásicos del cine de terror psicológico y que comienzan a ofrecernos obras que quedarán para la posteridad. Si ya aplaudimos a Ari Aster y toda la simbología que rodeaba a ‘Midsommar’ y ‘Hereditary’, ahora a los amantes del terror nos toca disfrutar de la inteligencia y elegancia de Rose Glass, una directora británica de treinta años que ya está conquistando a los cinéfilos con su primer largometraje.

‘Saint Maud’ narra la historia de una joven enfermera que, tras vivir un episodio traumático en su vida, se refugia en una religión recién descubierta y entabla una relación tan personal con Dios, que incluso llegará a creer que se le ha otorgado una misión en el mundo: salvar el alma de Amanda, una ex-bailarina enferma a la que comienza a cuidar. De este modo, conocemos la religión que entiende Maud, la que ella siente y percibe, la que nada en su mundo interior; hasta el punto de que todo lo que ocurre en su cabeza se convierte en el auténtico protagonista de la película y nos hace preguntarnos: ¿estamos viendo la realidad o estamos viendo lo que ocurre en la cabeza de Maud?

“Ella se crea su propia versión del cristianismo, algo que disfruté mucho escribiendo porque yo me he educado en una escuela católica y en mi familia he vivido esa parte más convencional de la religión, pero Maud es una persona que la descubre por sí misma y utiliza su fe como una forma de autoprotección y de darle un sentido a su vida sintiendo que está conectada a algo muy grande”, declara Glass sobre esa base de religión que se percibe durante toda la trama. Dentro de ella, su objetivo se fija en “ver cómo de grande podía ser la diferencia entre lo que ocurre en nuestra cabeza y lo que ocurre alrededor de nosotros”. Es por ello que, tras terminar sus estudios de cine en Reino Unido, la joven británica decidió emplear todo su tiempo a sacar adelante este proyecto que bebe de clásicos del terror como ‘La semilla del diablo’ de Roman Polanski o ‘Persona’ de Ingmar Bergman. “También he tenido de referencia 'Taxi Driver', de Scorsese, o 'The Devils', de Ken Russell. Es decir, no necesariamente son películas de miedo, pero son historias muy oscuras, claustrofóbicas, psicológicas…”.

Con una estética basada en los años 70 y unos tonos pálidos y fríos, ‘Saint Maud’ consigue que el espectador se sienta incómodo durante la hora y media de metraje, esperando que ocurra algo, hilando escenas y tratando de entender. Glass consigue una participación activa del que observa, al que va dando pequeñas pistas de lo que ocurre hasta que llega el final y todo estalla. “A mí me encanta el gore y los jumpscares y todo ese tipo de cosas, y creo que el público sabría cómo soportarlos, pero creo que si los sabes aguantar hasta el final se consigue una tensión que resulta mucho más gratificante”, confiesa la directora.

Un guion tan pensado necesita de alguien que lo defienda y le de sentido en pantalla, y Morfydd Clark no solo lo consigue, sino que sorprende con su control de las emociones que tan bien encaja con esa Maud ermitaña y sumida en sus pensamientos. “Empezamos a buscar a Maud como un año antes de empezar a rodar, y seguíamos y seguíamos haciendo audiciones y justo cuando ya comenzamos a entrar en pánico porque no encontrábamos a nadie apareció Morfydd. Es maravillosa, tiene mucha facilidad para pasar de una cosa a otra y tiene un rango de interpretación muy amplio”, señala Glass sobre esta actriz sueca criada en Gales que ha encontrado en esta peculiar enfermera uno de sus primeros personajes principales en la gran pantalla.

Tras su paso por festivales como Sitges en los que ya se ganó el aplauso del público, ‘Saint Maud’ llega el 25 de diciembre a los cines españoles para hacernos partícipes de esta historia de terror psicológico con mucha presencia femenina en la que temas como la soledad o la libertad sexual también tienen cabida.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?