A vivir que son dos díasLa píldora de Enric González
Opinión
Opinión

Lo que no decimos

"El algoritmo puede procesar cada una de las palabras que usamos en internet, cada una de nuestras búsquedas, cada una de nuestras compras. Sabe todo lo que hacemos. Pero ignora lo que omitimos"

Buenos Aires

Leo Strauss, un judío alemán que huyó a Estados Unidos, fue uno de los pensadores más originales y extraños del siglo XX. Su filosofía política se interpreta de formas muy distintas. Pero sus discípulos coinciden en una cosa: poseía, y era capaz de transmitir, una técnica de lectura asombrosa. Strauss insistía en que lo más importante de un texto no es lo que dice, sino lo que no dice. Lo que el autor calló.

Desde hace algún tiempo, Google, el gigante tecnológico, ha comprobado que sus algoritmos, los más sofisticados del planeta, no son del todo eficientes. Google sigue confiando en las matemáticas y sigue contratando matemáticos, por supuesto, pero ha empezado a contratar también antropólogos y lingüistas. Esos especialistas en ciencias inexactas tienen como misión llegar hasta donde no llega el algoritmo.

El algoritmo puede procesar cada una de las palabras que usamos en internet, cada una de nuestras búsquedas, cada una de nuestras compras. Sabe todo lo que hacemos. Pero ignora lo que omitimos. Su propósito es explorar esa zona oscura. Google ha comprobado, como Leo Strauss, que en el silencio se esconden muchas cosas interesantes.

Quizá la auténtica identidad de cada uno esté ahí: en lo que prefiere no decir y en lo que prefiere no hacer.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad