El cine en la SEREstrenos Cine
Cine y TV
Estrenos Cine

'Ama', una poderosa ópera prima contra los mitos de la maternidad

La debutante Júlia de Paz firma un drama sobre una madre soltera que se queda en la calle junto a su hija de seis años. Tamara Casellas es la actriz revelación del año con una interpretación pasional y visceral que traspasa la pantalla

Tamara Casellas y Leire Marín en 'Ama' / FILMAX

Madrid

Con 25 años, Júlia de Paz irrumpe en el panorama audiovisual con un potente drama que rompe con los mitos de la maternidad. Un trabajo que ha madurado durante más de cuatro años, desde que el corto del mismo título lograra en un festival la financiación para este largometraje que profundiza en la vida de una joven madre soltera. Graduada en la ESCAC, incubadora de las nuevas voces femeninas del cine español, como Carla Simón, Belén Funes o Lucía Alemany, la realizadora firma junto a Nuria Dunjo una historia íntima y enérgica sobre el peso del heteropatriarcado sobre las mujeres para dinamitar el imaginario asociado a las madres.

Ama cuenta la historia de muchas mujeres expuestas en soledad a la mitificada maternidad. La protagonista se queda en la calle junto a su hija de seis años. Sin rumbo, sin trabajo y sin ganas de cuidar de nadie, ni siquiera de sí misma. “Pepa no es consciente de lo que está haciendo, se va encontrando en el camino trabas y es donde tú haces el juicio de si es buena o mala madre, pero ella no se plantea eso. La película te lleva a juzgar al personaje, alguien me dijo que era la nueva madre coraje, y le dije que no sabía qué película había visto. Estamos precisamente desmitificando ese concepto. Los actores no podemos juzgar a los personajes, corres el riesgo de no amarlo para defenderlo, explica Tamara Casellas, protagonista del filme.

Cuenta la directora que la chispa surgió de una etapa en la que sufrió un trastorno de ansiedad y llegó a la conclusión, junto a su psicóloga, de que tenía miedo al abandono, un sentimiento que la inspiró a desarrollar este relato lleno de capas en el que también aborda la maternidad como herencia, como trasvase generacional y referencial.En un principio el proyecto empezó con conversaciones con mi madre y con mi abuela. Yo tenía bastante claro que la figura de la abuela era importante. Con esta película estoy intentando defender que no hay una maternidad, sino que mil tipos de maternidades, la maternidad es una relación humana que depende de muchos factores. La educación, de cómo ha sido construida la familia, cómo ha sido educada la mamá de la mamá de la mamá, el entorno de estas personas… No se les puede pedir un tipo de maternidad cuando no se las está escuchando de dónde vienen. Es importante ese concepto de generación y de dónde vienen antes de decir nada sobre ellas”, asegura Julia de Paz.

La sevillana Tamara Casellas es una auténtica revelación con un papel volcánico y rabioso –en el buen sentido- que pone a prueba los prejuicios del espectador e invita a romper el círculo, a desacralizar la categorización de buenas y malas madres que socialmente se exige a las relaciones maternales. Queríamos tratar al personaje como tu vecina, cuando haces una serie de juicios sin conocerla de nada, cuando juzgas el comportamiento social e impones un peso categórico, en este caso, sobre las madres. La maternidad es una relación, como otras, que has de formar, si no has tenido un referente, por tenerla nueve meses en la barriga, no vas a saber ser madre. Los patrones se repiten de una generación a otra. Ella también se ha sentido abandonada y lo que hace es acabar, cerrar el círculo y empezar de nuevo”.

'Ama' | Entrevista a Tamara Casellas

Una madre que recorre el caluroso Benidorm entre fiestas y guiris, que reparte flyers de día y duerme en la playa de noche mientras busca alojamiento en una ciudad hostil entregada al turismo. Con una madre, interpretada por Estefanía de los Santos, de la que, se intuye, huyó, y con una hija, estupenda la joven Leire Marín, con la que va estrechando vínculos ante la adversidad. Los hombres no tienen apenas presencia en el film, solo el jefe tirano e insolidario con la situación y el exnovio, egoísta machirulo que asume que los cuidados corresponden a la madre. “Es una violencia estructural. Otra manera que tienes el sistema de opresión hacia la mujer. Ya desde pequeñas nos educan así. Tu objetivo como mujer es ser madre y de una determinada forma, y si no es de esa forma, eres una mala madre. Si decides no ser madre, también, porque no formas parte de la norma y te llegan a estigmatizar. Cuando escribí el guion, me leí un libro que me inspiró mucho, ‘Madres arrepentidas’, de una socióloga israelí que hizo un estudio de mujeres y hombres que se arrepentían de ser padres, y se dio cuenta de que había mucha más violencia y estigmatización hacia las madres. Solo el hecho de decir me arrepiento de ser madre, que no es lo mismo que arrepentirse de tus hijos, eso ya es tabú. Mala madre es siempre más fácil que mal padre porque las figuras de cuidado somos nosotras, no los padres”, replica la directora.

Con influencias del mejor cine social europeo -un guion depurado, sin subrayados y una dirección con cámara al hombro que transmite la ansiedad-y una estética que recuerda a la gama cromática de The Florida Project’, de Sean Baker, Julia de Paz refleja también que todo es político, no se puede separar esta maternidad del contexto social, de la precariedad y de la idea de familia capitalista. “Todas las mujeres con las que he hablado son Pepa. El concepto de clase estaba ahí. Si yo he hablado con muchas Pepas, no voy a hablar de otra clase social, a mí las que me han inspirado son Pepas. La clase social también es violencia, si hablamos de cómo se construyen las familias, estas no tienen recursos, no porque no quieran, sino porque no se les dan. ¿Cómo vamos a construir entonces ese mito de la maternidad? Si a la mujer se le pide que sea buena madre, que haga otras cosas, cómo va a tener tiempo si no tienen ni para comer. Era necesario que el concepto de clase estuviera ahí”.

No hay voluntad de buscar heroínas ni madres corajes, eso serían relatos pre-feministas, tampoco de intelectualizar a un personaje que en lo material y en lo emocional no tiene herramientas para pensarse, sino de ofrecer un contundente retrato naturalista de la maternidad despojada de los preceptos morales del patriarcado. Para mí el cine es una herramienta de militancia y de denuncia. Tengo la suerte de estar acompañada de mujeres que luchan por sus derechos a diario y para mí esto es una oportunidad de crear un espacio para tener voz entre nosotras, de cuidarnos y ver qué nos interesa, qué opinamos”, zanja la joven realizadora. 'Ama' fue una de las grandes películas del Festival de Málaga, donde su protagonista, Tamara Casellas, ganó la Biznaga de Plata a mejor actriz, y hará carrera en la larga temporada de premios como una de las óperas primas del año

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad