La VentanaLa Ventana a las 16h
Internacional

La lucha de un padre gaditano por traer a España a su hija congoleña: "Yo no me rindo, seguiré luchando"

Luis Flores lleva meses enfrascado en trámites administrativos para poder venir de viaje a España con Esther, su hija tutelada, para que conozca a su familia

La lucha de un padre gaditano por traer a España a su hija congoleña: "Yo no me rindo, seguiré luchando"

La lucha de un padre gaditano por traer a España a su hija congoleña: "Yo no me rindo, seguiré luchando"

16:40

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1626884524540/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Luis llegó a la República Democrática del Congo en octubre de 2016 y se enamoró de Esther, una niña congoleña que vivía en una chabola al este del país. Cada día se encontraba con ella cuando iba al trabajo y, poco a poco, fueron cosiendo una relación. Le iba dando algo de comer, ella se pasaba por su casa y él empezó a sentir la necesidad de ayudarla. Después de un tiempo de visitas continuas, un día apareció llorando: “Venía con frío y decía que quería quedarse con nosotros. Ahí empezamos el procedimiento legal y nos dieron su tutela. Ya hace dos años que vive con nosotros en la familia”. Hoy nos ha contado su historia en La Ventana.

Ahora quiere viajar con Esther a España para que conozca al resto de su familia, pero se está encontrando con muchos obstáculos administrativos: “El problema surgió cuando presentamos la demanda de visa en la embajada. Nos dijeron que había problemas para la concesión por una normativa COVID que impedía dar visados a congoleños. Después, nos recomendaron tener reconocida la tutela de Esther en un juzgado español. Eso puede ser ventajoso, pero yo quiero ir más allá, para que la niña tenga los beneficios asociados al estado español”.

La respuesta de España: un sistema garantista

El proceso se les está complicando y la respuesta de las administraciones siempre es la misma: es una cuestión de protección de la menor. Desde Exteriores, explican a El País que “la legislación española es muy garantista en el caso de los menores” y “no se puede autorizar la entrada” porque la tutela no está reconocida en España y las restricciones por la pandemia lo impiden. Lo que necesita Flores ahora mismo es el exequatur, un procedimiento legal que reconoce en España las sentencias dictadas en otros países y evita, entre otras cosas, las adopciones fraudulentas. Es lo que podría permitir que en nuestro país se hiciera efectiva también esa tutela.

Para Flores, las reticencias de las autoridades españolas son un obstáculo más: “Ser garantistas no es decir que no a todo. España debería ayudarme porque esto no es un subterfugio. Solo quiero ir a España de visita y no voy a dejar aquí a la niña. Este es un país que no sabe mirar hacia fuera. Estamos creando una sociedad falta de empatía”. De hecho, el gaditano también alega razones humanitarias: solo en el primer trimestre de 2021, en la República Democrática del Congo se verificaron “más de 3400 violaciones contra los niños, incluidos secuestros, asesinatos y reclutamientos en grupos armados”, según UNICEF. Eso es más del 60% del total de violaciones notificadas en todo el 2020.

De momento, Luis mantiene abierta una petición en Change.org, ‘Un visado para Esther’, con la que quiere pedir ayuda y dar visibilidad a su caso. Él no va a parar: “Yo no me rindo; voy a seguir en la lucha”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad