Miércoles, 01 de Diciembre de 2021

Otras localidades

La cesta de la compra se desboca

La inflación alcanza en septiembre el 4%, impulsada especialmente por la electricidad, pero también por el encarecimiento de los combustibles y los paquetes turísticos, por lo que marca su registro más alto de los últimos 13 años. Analizamos con Raymond Torres, de Funcas, las implicaciones que esta subida del IPC pueden tener.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El IPC sigue avanzando meteóricamente y acumula ya el incremento más rápido desde que hay registros, al pasar desde el 0% marcado el pasado mes de febrero al 4% de este mes de septiembre, según el dato adelantado del Instituto Nacional de Estadística publicado este miércoles. Aunque el INE no ha desglosado la cifra por componentes, sí ha señalado que la electricidad, así como los carburantes y el precio de los paquetes turísticos están detrás de una inflación que no se registraba en España desde septiembre de 2008, hace trece años.

El precio de la electricidad, que vuelve a situarse como principal causante del encarecimiento de la cesta de la compra, cerrará mañana el mes con el precio más elevado de la historia en el mercado mayorista, y lo hará rozando los máximos marcados hoy, al situarse casi en los 190 euros de media por megavatio hora (MWh), lo que deja la media de septiembre en los 156 euros / MWh.

Datos estadísticos que no solo son tal, pues impactan directamente en el día a día de la población: la subida de la luz, según señalan desde la asociación de consumidores OCU, lejos de afectar solo a aquellos hogares con una tarifa de la luz regulada, se ha dejado notar ya también en los precios de los productos que compramos en el supermercado, encarecimientos que, además, son muy superiores al de los salarios: frente a la subida media de los precios del 4% notificada hoy, el salario mínimo subirá solo un 1,7%, con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. Un efecto al que se suma también la pérdida de competitividad de las empresas españolas, que cada vez tienen que hacer frente a costes de producción más elevados, y que, como consecuencia última, pueden conllevar un freno en los paquetes de estímulos puestos en marcha desde los bancos centrales, vía incrementos de los tipos de interés.

En opinión de Raymond Torres, Director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas, el efecto pobreza es, de momento,menor, pero el impacto sobre las empresas es mayor. "Las empresas pierden rentabilidad, si no competitividad y en algunos sectores vienen de ser muy golpeadas por la crisis, con muy poco margen y ese margen se reduce por todo este alza de costes. La segunda ronda hay que ver, podría venir de empresas que intentan compensar ese estrechamiento de márgenes comerciales incrementando las tarifas de venta de sus productos y servicios y ahí podría iniciarse una segunda ronda. Esto va a depender, fundamentalmente, de cuánto dure este incremento de costes, especialmente de la electricidad. Nosotros pensamos que, al menos, hasta finales de año vamos a conocer todavía tasas de inflación del IPC que va a ir escalando. Estamos en el mes de septiembre en el 4% y podemos llegar al 4,5% en los próximos meses" apunta Torres en Hora 25 de los Negocios.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?