Viernes, 03 de Diciembre de 2021

Otras localidades

ESPECIAL 10 AÑOS DEL FIN DE ETA

ETA asesinó a su padre de un tiro en la cabeza: Iñaki cuenta cómo aprendió a no seguir odiando

Iñaki, hijo de Juan Manuel García Cordero, delegado de Telefónica en Gipuzkoa asesinado en 1980, ha relatado su historia en el especial '10 años del fin de ETA' de Hora 25 con Aimar Bretos

Juan Manuel García Cordero era delegado de Telefónica en Gipuzkoa cuando lo mataron de un tiro en la cabeza en 1980. Iñaki, su hijo, ha contado en el especial '10 años del fin de ETA' de Hora 25 cómo ha sido su vida desde aquel día y todos las fases por las que ha pasado en estos 42 años. 

"Siempre empiezo contando qué recuerdos tengo yo del 23 de octubre de 1980, cuando mi padre fue secuestrado y asesinado. Llovía, yo tenía clase a las 8 de la mañana y le dije que no hacía falta que me llevara, que para eso estaba la bici. Esas fueron mis últimas palabras. Siempre empiezo contando cómo viví y ese día y cómo viví a partir de ahí", comenzó. 

Iñaki explicó a Aimar Bretos cómo fue su proceso de transformación, que fue del odio inicial a la búsqueda de respuestas. "Yo tenía 19 años y de repente me cortaron la hierba bajo los pies. Fui muy consciente del daño y el rechazo se fue acrecentando hasta ser un militante del odio", relata. Él no fue consciente de estar cayendo por una pendiente hasta que su vida, gracias a una Erasmus en Inglaterra, dio un giro. Fue allí donde descubrió que con ese odio ETA no solamente había matado a su padre, sino que también lo estaba matando a él.

"En 1986 me dije que era el momento de canalizar mis sentimientos, de contar lo que te ha pasado, sin carga política, y eso entra directo al corazón de los chavales hoy en las clases. Ese mito de que a la chavalería esto no le importa es erróneo. Hacen preguntas descarnadas como qué haría si tuviera una pistola y al asesino delante. Les digo que no apretaría el gatillo. Claro que no", añade al tiempo que reconoce que muchos de los asistentes a sus charlas le confesaron que familiares suyos celebraban asesinatos de ETA como el que le costó la vida a su padre.  

El día que se sentó delante de un asesino

Preguntado por el día que se sentó delante de un terrorista, reconoce que necesitó un tiempo para acceder a la propuesta. "Se nos presentó una iniciativa a un grupo de víctimas y algunas no se sintieron capaces". Allí empezó un proceso hasta que supo el nombre de la persona con la que se entrevistaría. Lo más difícil fue ver que esa persona tenia delitos de sangre. "Eso me impactó. Esa persona había matado a otras".

Pero Iñaki tenía que seguir adelante. El 25 de mayo de 2011 tuvo lugar el primer encuentro con el ex miembro de ETA Fernando de Luis Astarloa. Solo puso dos condiciones: que no hubiese beneficio penitenciario y discreción para un cara a cara que duró casi 4 horas. "Lo primero que le conté fue el daño que le habían hecho a mi familia, cómo les había ido a cada uno de mis familiares". "Qué fuerte", fueron las primeras palabras del etarra. Iñaki sintió que tenía una ocasión única para preguntar cosas como qué pasa por la mente de una persona para hacer eso. "Me dijo que el primer asesinato es el que cuesta. No ven a una persona como un ser humano sino como un objetivo militar. Él tuvo un proceso similar al mío con el odio en la cárcel, allí es donde se preguntó qué había hecho y terminó pidiéndome perdón. Siempre he pensado que todo el mundo merece una segunda oportunidad y ahora nos vemos dos o tres veces al año. No es una persona a la que yo hubiese elegido como amigo, pero tengo la sensación de estar ayudando a recuperar a una persona para la vida". 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?