Jueves, 20 de Enero de 2022

Otras localidades

La industria se frena por la escasez

La falta de microchips fue solo la primera de una larga lista de productos que empieza a frenar a la industria, no solo en nuestro país, sino en todo el mundo. Analizamos su alcance con Raúl Mínguez, director del servicio de estudios de la Cámara de Comercio de España.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

 La falta de suministros y de materias primas está ya penalizando claramente a la industria en España y fuera de España. Un problema que empezó en la industria del automóvil, y que continúa sufriendo la industria del automóvil, pero que se ha extendido a prácticamente toda la industria y que está lastrando su recuperación. Hoy lo dicen los datos del PMI manufacturero: la industria sube menos y se disparan los problemas de falta de material para las empresas, con el consiguiente aumento de coste, y de precios.

Los últimos datos apuntan que uno de cada 5 empresas españolas reconoce tener problemas de producción. Estas empresas son las responsables de casi el 40% de la producción nacional y muchas de ellos son las que exportan, las que con sus ventas fuera tienen que contribuir a la recuperación de la economía tras la pandemia. Y es que la actividad de la industria se resiente por la falta de materias primas: en octubre el índice PMI, bajó 7 décimas y aunque lleva nueve meses dentro del rango que indica que la industria se recupera, son ya dos meses en los que el ritmo de la recuperación se ralentiza. Los datos apuntan a que tanto la producción como los nuevos pedidos avanzan al ritmo más bajo desde febrero y que los plazos de entrega se eternizan. Las materias primas no llegan a tiempo y llegan más caras, lo que está provocando también un aumento tanto del coste para las empresas, como de los precios de venta.

Un problema que inicialmente afectó a la industria del automóvil, que este jueves ha hecho público su balance y que arroja un resultado claro: la crisis de los microchips ha ahondado en la caída de las matriculaciones de vehículos en octubre. El mes pasado se vendieron un 20% menos de turismos que en el mismo mes del año pasado (en septiembre la caída interanual fue del 15,7%), y un 37% respecto a  octubre de hace dos años. En lo que va de año se han vendido 707.000 turismos, lo que supone solo un 5,6% más que en 2020 y un tercio menos de las ventas que se registraron en el mismo periodo de 2019, antes de la pandemia. Los empresarios empeoran sus previsiones y esperan cerrar 2021 por debajo de las 900.000 unidades vendidas.

Raúl Mínguez, director del servicio de estudios de la Cámara de Comercio de España, admite que la falta de componentes se está extendiendo a muchos sectores industriales. “Inicialmente, ha pasado de esas actividades más vinculadas a fabricación de vehículos de motor, fabricación de material, equipo eléctrico, productos informáticos y electrónicos, caucho, plástico, industria papelera, industria química... Hacia otros sectores que, como consecuencia de las cadenas de valor, esas relaciones que existen entre los distintos sectores, van acumulando retraso, los cuellos de botella, que están haciendo que poco a poco se vayan extendiendo a estas actividades, ya no solo de carácter industrial, sino también están impregnándose aquellas otras ramas, como los servicios, con vocación más manufacturera, como el transporte o el comercio al por mayor” explica Mínguez en Hora 25 de los Negocios que señala que estos problemas “tienen una naturaleza eminentemente transitoria”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?