Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Pensiones

José Luis Escrivá: "Nos hubiera gustado que estuviera la patronal, pero no han hecho ni una propuesta"

Aimar Bretos entrevista al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones tras el acuerdo alcanzado con los sindicatos para la subida de las cotizaciones para garantizar las pensiones

El Gobierno ha acordado este lunes con los sindicatos UGT y CCOO el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional para la sostenibilidad de las pensiones en España. La patronal CEOE y Cepyme se han levantado de la mesa de la negociación a mediodía por no estar de acuerdo con el instrumento que ahora va a poner en marcha el Ejecutivo.

La última propuesta de José Luis Escrivá era una subida gradual de las cotizaciones entre 2023 y 2035, desde el 0,2% al 0,6% para así poder pagar las pensiones de la generación más numerosa de nuestro país, la que corresponde al 'baby boom'. Pese a que la propuesta inicial suponía una carga del 0,4 a las empresas y 0,2 a los trabajadores, ahora esta relación cambia y será de 0,5 a las empresas y 0,1 a los trabajadores. Aimar Bretos entrevista al ministro de Seguridad Social en 'Hora 25'.

No estamos cambiando el sistema de cotizaciones a la seguridad social. Estamos creando un mecanismo contingente temporal y muy limitado para volver a rellenar la hucha delas pensiones y generar un colchón para cuando lleguen los años con menos tensión 

Nos hubiera gustado que estuviera la patronal. Firmaron el acuerdo el 1 de julio, hemos estado abiertos a que estuvieran pero no han hecho ni una sola propuesta de qué es lo que quieren. El factor de sostenibilidad, que es lo que estamos sustituyendo, requería un mecanismo de sustitución. Hemos estado con ellos viendo qué quieren, pero no lo hemos conseguido. 

Me cuesta juzgar a un tercero. No lo sé. No he sabido qué es lo que querían hacer todo este tiempo. 

Obviamente hay que crear empleo. cuando se habla de crear empleo hay que ver cuáles son los costes laborales en España frente a sus competidores. España está claramente por debajo de los países del entorno y ha estado plana en los últimos 10 años. cuando miramos las cotizaciones sociales a la Seguridad Social en Alemania son 19 puntos del PIB. En España son 14 puntos. España está en la parte baja. Este incremento tan pequeño no cambia en absoluto una fotografía. 

Cualquiera que haga un análisis riguroso con datos llega a la conclusión de que no se va a destruir empleo. 

Hemos estado hasta esta mañana viendo si la patronal entraba o no. Pero no nos han dicho nada. Cada uno que haga su juicio. La patronal y los sindicatos han acordado el grueso. Esto es una parte muy compleja dentro del marco general. 

He estado hablando con ellos y no creo que este va ya a se run tema que agríe nuestras relaciones. Estamos hablando con ellos de muchos temas. 

No se han cambiado los porcentajes. Hay mucho ruido y posicionamientos externos. Nosotros no hemos planteado nada distinto. Este es el esquema que tenemos en este momento. Estamos hablando de muy poco., Para una pensión media-alta de unos 2000 euros de base de cotización esto supone 12 euros al mes (2 del trabajador y 10 del empresario). Este es el esfuerzo para ir más holgados y donde el sistema puede tener algún tipo de tensión.

La hucha llegó a tener casi 67.000 millones en 2011. Después se sobrecarga el sistema con gastos que van drenando y se empieza desde 2012 a deshacer ese fondo hasta ahora que hay 2.000 millones y esperamos llegar a los 40.000-50.000 millones. 

Esto va a tener un apoyo muy amplio. No tengo duda. Esto lo hablamos con todos. Nuestro diálogo es constante con todo el arco parlamentario. 

Está previsto en el año 2022. Topamos la pensión básica muy abajo en comparación con otros países. Aunque el tipo sea razonablemente alto lo aplicamos sobre una base que está topada. Es razonable armonizar esta parte y lo vamos a hacer. Se va a subir razonablemente el tope y se va a ir progresivamente. Todo lo que se suba la sabe subiría la pensión. La base máxima de cotización me parece que está en 47.000 euros y progresivamente y en 25 años podríamos llegar a 60.000. De forma muy suave. 

El sistema tiene que ser razonablemente contributivo. Creo que el sistema puede ser más equitativo en ciertos elementos. Hicimos una reforma con el complemento de maternidad o de contribución a la demografía. Teníamos un sistema en el que se daba la aportación en el segundo hijo. Cuando se tiene el primer hijo es cuando se producen esas pérdidas en la carrera laboral. Este es un ejemplo. Cada vez más tenemos carreras y trayectorias más volátiles en las que los últimos años no sean tan buenos. Ahí podemos hacer cosas. 

Tenemos que discutir con los agentes sociales sobre este asunto. Se haría con alternativas como para excluirse los últimos años de cotización. Estás permitiendo que estas personas que tienen trayectorias más irregulares o volátiles estén más protegidos por el sistema.

El sistema perjudica que se tengan en cuenta los 25 últimos años al calcular las pensiones a uno de cada cuatro trabajadores. Probablemente uno de cada cuatro trabajadores, cosa que antes no era así. No hemos presentado ninguna opción. Lo que tenemos es un objetivo, que es el de hacer el sistema más justo para estas personas. 

En este tema han confluido dos fuerzas: la que intenta la estrategia de la tinta del calamar porque sabe que estamos haciendo una reforma muy potente e intenta que no se hable mucho de esto. Por otro lado están los que intentan defender que son defensores de ciertos principios superiores. Todo esto es muy artificial. Ha venido de muchos sitios y hay muchas fuerzas en juego. 

Documentos presentados por el Gobierno con la propuesta de 35 años no hay. ¿Le parece que es razonable hablar de estas cosas con estos cambios? Eso es pasar de hablar de la sustancia a hablar de no se qué. Me parece que es desviar la atención a temas que no importan a nadie. 

Creo que el sistema español es un sistema perfectamente sostenible. Nos cuesta mirar en largo y llegar a acuerdos transversales. 

No hay que tocar la edad de jubilación en ningún caso. Los números salen perfectamente. Los hemos acordado con las autoridades europeas. Cuando terminemos este proceso dentro de un año se visualizará un sistema totalmente sostenible. Lo que ha pasado con la Seguridad Social es que se ha sobrecargado. Estamos inyectando 20.000 millones. Cuando eso lo hemos puesto donde tiene que estar se va a ver un sistema totalmente equilibrado y sostenible. 

El sistema tiene algún elemento de tensión hasta finales de los años 40 y desde entonces vuelve a los niveles actuales. Lo que estamos creando están pensados para los próximos 20 años. Lo que tenemos en España es una edad de jubilación razonable. Hemos hechos muchos cálculos, los hemos compartido con las autoridades europeas...

Quizá no transmitimos bien es que nuestro objetivo era llegar a un gran número de hogares con el Ingreso Vital Mínimo, pero no dijimos que tenía que ser al instante. Las CCAA tuvieron 20 años para diseñarlo y han llegado a 250.000 familias en todo ese tiempo. Nosotros hemos llegado a 400.000 familias en un año.

Lo datos de empleo son datos completos de todos los afiliados, gente en ERTE... Esto es fijo, pero los datos del PIB están sometidos a revisión constante. La  actividad está creciendo a un ritmo muy fuerte. Hay otra realidad, que son los datos fiscales. Los datos del IVA, por ejemplo, nos dicen que estamos recaudando más que antes de la pandemia. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?