Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

¿Vuelve la energía nuclear?

Endesa ha anunciado este miércoles que, a lo largo de las próximas dos décadas, dejará de producir energía con gas. Una decisión que reabre un viejo debate: ¿la alternativa pasa, como en el caso de Francia, por apostar por la energía nuclear? Lo analizamos con José Luis García, de Greenpeace.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Endesa dejará de producir energía con gas natural en menos de dos décadas. Así lo ha señalado el Consejero Delegado de Enel –matriz de Endesa- Francesco Starace en la presentación de la nueva estrategia de descarbonización de sus plantas, que tendrán que ser cero emisiones en 2040, y no en 2050 como había planteado hasta ahora. Para ello, primero abandonará la generación eléctrica con carbón -en 2027- y después, ya en 2040, abandonará la producción con gas. Una estrategia que pasa por reemplazar sus centrales térmicas por fuentes de energía renovable.

Una noticia que, aunque con perspectiva de largo plazo, pone un debate sobre la mesa. Un debate que, de hecho, pivota entre dos estrategias opuestas: la de España y la de Francia. En el caso español, el Ejecutivo mantiene el compromiso de cerrar en 2035 sus centrales nucleares en el marco del Plan Nacional Integral de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), que pasa por cerrar escalonadamente las siete centrales existentes. Un cierre que comienza en 2027 y termina en 2035 y que fue pactado entre el Gobierno y las empresas eléctricas propietarias de las nucleares, que firmaron el protocolo con la Empresa Nacional de Residuos (ENRESA), encargada del almacenamiento. Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha dejado patente en las últimas semanas que, ante la escalada de los precios de la electricidad, piensa impulsar la creación de nuevas centrales nucleares en el país.

José Luis García, responsable de Energía de Greenpeace, explica en Hora 25 de los Negocios que, pese a que el 23% del pool energético sea nuclear, se pueden mantener los planes de cierre de las centrales en nuestro país. "Las podemos apagar tal como está programado y bastante más rápido de lo que está programado, porque esta programación actual viene de una negociación del gobierno y las eléctricas, que en este país tienen mucho poder y consiguieron un alargamiento de vida que va más allá de los 45 años. De hecho, España no es ninguna excepción, todos los países que han tenido energía nuclear tienen programas de cierre y Francia es la única excepción, es un poco una anomalía en Europa occidental" explica García, que también apunta a que, aunque se cierren las centrales en España, el hecho de que Francia las mantenga abiertas también supone un riesgo. "El riesgo existe en cualquier país que tenga centrales nucleares. Ya hemos visto que los accidentes son transfronterizos. Realmente, el riesgo es general y global" dice el experto.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?